Las bebidas dulces que a la vista de cualquier consumidor parecen saludables pueden ser las más dañinas para el organismo. Incluso, peores que las gaseosas con mala propaganda, si sólo se toma como punto de comparación el contenido de azúcar y sodio.

Un vaso con amargo Terma de pomelo sin diluir (según las indicaciones del envase se puede tomar puro o rebajado con agua o soda), Baggio de durazno o jugo Cepita de naranja, por ejemplo, tiene más azúcar que un vaso con Pepsi o Coca Cola regular.

Así lo determinó un análisis comparativo del rotulado nutricional de varias bebidas disponibles en el mercado, realizado por el Laboratorio de Alimentos de la Dirección de Calidad Alimentaria, perteneciente a la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Córdoba. El organismo hizo el estudio por encargo del diario cordobés La Voz del Interior.

En 200 centímetros cúbicos, el Terma lleva poco más de 35 gramos de azúcar. Es decir, alrededor de dos cucharadas.

En cuanto al Baggio, son apenas más de 25 gramos (una cucharada colmada de azúcar), y en el caso del Cepita de naranja, 24 gramos.

En el ranking de las bebidas con más azúcar –de un total de 13 analizadas– siguen la Pepsi regular, la Coca Cola regular, la Seven Up, el Citric de naranja, la Levite Pomelo, el Ades de naranja y el jugo Tang (diluido tal como lo indica el sobre del polvo). Van de 0,25 gramos en el caso del Tang a 22,5 en el de la Pepsi.

La Levite Cero de pomelo; la Coca Cola Zero y el jugo Clight no tienen azúcar.

¿Saludables?

Por cuestiones de marketing y publicidad, como consumidores es fácil confundir una etiqueta con imágenes de frutas o yuyos con un alimento saludable. Nada más lejos de la realidad.

Teniendo en cuenta el valor diario para una dieta promedio de dos mil calorías, la ingesta recomendada de hidratos de carbono es de 300 gramos diarios y una botella de medio litro de cualquier bebida azucarada ya cubre el 18 por ciento de todo lo que se necesita en un día de ese nutriente, informaron desde el Laboratorio.

“Es importante hacer una lectura del rotulado nutricional para poder comparar y así evitar consumir algunas bebidas como una alternativa a las que tradicionalmente reconocemos como azucaradas”, consideró Maximiliano Doffo, licenciado en Nutrición, quien hizo el análisis.

Lo ideal es reducir el consumo de cualquiera de estas bebidas y, en su lugar, tomar al menos ocho vasos por día de líquidos sin azúcar, preferentemente agua.

EL RÁNKING CON MÁS AZÚCAR

Fuente: La Voz del Interior.