Después de accidente que dejó con heridas gravísimas a un hombre de 56 años tras colisionar con una isleta divisoria en el acceso a San Francisco sobre la ruta nacional 158, la Dirección Nacional de Vialidad colocó en los últimos días distintas señales de tránsito en los accesos a Colonia Prosperidad, Quebracho Herrado y el Parque Industrial de San Francisco para advertir de la limitación de velocidad, prohibición de adelantamiento y proximidad de empalme, entre otras. Sin embargo, no se modificó la construcción de las isletas.

La instalación de estas señales para advertir de estas isletas divisorias fue llevada a cabo por personal del organismo nacional, ante el grave peligro que significan estas construcciones recientes, con escasa o nula iluminación y con una construcción muy insegura para quienes transitan por la ruta, además de no tener ninguna demarcación que las advierta.

Cabe recordar que estas islas fueron terminadas en los últimos meses y su construcción estuvo a cargo de la empresa Luciano S.A., que ejecutó la obra. Ante las reiteradas consultas de El Periódico, desde la firma declinaron dar una respuesta. 

Vialidad mejoró señalización en isletas de la ruta 158
Vialidad mejoró señalización en isletas de la ruta 158
Vialidad mejoró señalización en isletas de la ruta 158

Grave peligro

Como si no fueran pocos los antecedentes del mal estado de esta ruta nacional, la construcción de canteros divisorios o isletas para mejorar los accesos a las localidades de Colonia Prosperidad, Quebracho Herrado y al Parque Industrial de San Francisco, efectuados en la reciente obra de repavimentación de la ruta, trajeron un nuevo problema, ya que la mala iluminación y señalización los convirtieron en obstáculos que los usuarios encuentran “plantados” en medio de la ruta y en su propio carril.

La construcción de estos canteros difiere en gran forma de otros similares levantados meses atrás, por ejemplo, en la misma ruta nacional en el ingreso al aeropuerto de Villa María o en el desvío para tránsito pesado en Las Varillas, que cuentan con reductores de velocidad, mayor señalización y demarcaciones en la ruta, además de estar en una zona con alumbrado público. 

Los construidos en el departamento San Justo apenas si tienen un cartel que indica el desvío ya en el cantero, que en el caso de Colonia Prosperidad muy poco duraron en pie ya que fueron atropellados por quienes no advirtieron la isleta en medio de la ruta y sin luz. Quienes circulan por la ruta se los encuentran ya encima y deben realizar maniobras muchas veces bruscas para evadirlos.