Este miércoles el club El Tala celebró su 75º aniversario en un año sumamente particular y atravesado por la pandemia. Los festejos comenzaron a las 00 horas con la publicación de un emotivo video que contó con la participación de distintos personajes ligados profundamente a la institución.

Las actividades, bajo protocolos, continuaron por la tarde donde se descubrió una plaqueta conmemorativa del aniversario y la visita de autoridades municipales (Damián Bernarte y Juan Manuel Iturburu) que también entregaron una plaqueta. 

En ese marco, el presidente del club Jorge Ambrosino, quien encara desde hace ya dos años un proceso de reconstrucción de la institución, comentó en diálogo con El Periódico que "a pesar de la pandemia seguimos sintiendo ese calor de hinchas y simpatizantes, de la gente del viejo y querido club El Tala".

"Agradecemos a todos los que nos llamaron en su momento para que estemos en el club, eran los referentes nuestros cuando éramos chicos. Desde este rol uno tiene muchas responsabilidades y sabe que hay que dedicarle mucho tiempo al club. Nuestra comisión está conformada por 14 miembros, un grupo heterogéneo que hace muchos años que está en el club y nosotros, que estamos desde chiquitos, pero que quizás no atravesamos tantas historias y experiencias como ellos que son los que nos guían", indicó.

Un proceso de reconstrucción

Desde hace unos años, el club afronta un proceso de mejoramiento de infraestructura y ampliación de actividades que lo acercó mucho más a la comunidad. "Cambiamos la imagen del club porque para muchos el club es la segunda casa. El Tala es un club grande y queremos seguir siendo grandes, para eso tenemos que trabajar muchísimo y mejorar instalaciones. A medida que podamos vamos a ir realizando obras para mejorar la calidad del servicio que brindamos como club, de cualquier manera todo lo que se hizo fue gracias a la ayuda de padres, socios, comercios, empresas; hay mucha gente que quiere al club y colabora de manera desinteresada y eso nos da fuerzas", indicó Ambrosino. 

Y agregó: "Hemos ampliado el abanico de disciplinas y actividades que brinda el club. Hoy tenemos una guardería deportiva, un espacio para niños y niñas de entre 3 y 6 años que vienen a desarrollar pura y exclusivamente deportes de manera recreativa. Tenemos el básquet femenino, desde sub 13 hasta mayores e hicimos que todas las categorías -hasta u13- sean mixtas, trabajamos mucho en estas cuestiones como factores favorables del trabajo en conjunto. Por otro lado, contamos con un área social que viene a dar respuestas a las diferentes demandas que se presentan en el interior del club o en la comunidad y por su puesto que siguen las disciplinas históricas: básquet, bochas, patín, taekwondo, un comedor de primera calidad, un gimnasio y la biblioteca a cargo de 'Tito' Lamberti. Es mucho lo que se ha ampliado y lo que se han potenciado las disciplinas que tenemos".

Con respecto a lo que viene, Ambrosino explicó que buscarán "potenciar y reforzar lo que ya está, en este contexto de pandemia sabemos que cada paso que hagamos lo haremos con pasos seguros, tenemos muchas obras por delante, pero queremos avanzar de forma segura y con cuestiones concretas. Nos queda seguir trabajando con playón y pensamos en mejorar algunos sectores del parquet que están deteriorados, son obras grandes y que requieren grandes inversiones".

"75 años sembrando valores"

Por otro lado, durante toda la jornada la institución hizo entrega de sobres con semillas de distintas variedades de plantas para deportistas, socios, padres y allegados al club. Lo hizo bajo el lema "75 años sembrando valores".

También desde la próxima semana se comenzarán a presentar los avances del libro que contempla los últimos 25 años del club, como complemento al libro de los 50 años. Esta actividad la realizan dos historiadores locales.

"75 años sembrando valores": El Tala celebró un nuevo aniversario