Gastón Cerrano, es un joven cordobés que trabaja como pasante de la Agencia Córdoba Deportes y está realizando su tesis para recibirse de licenciado en Comunicación Social, en la Universidad Nacional de Córdoba.

Nunca bajó los brazos y supo qué tenía que hacer y cómo debía hacerlo, aunque admite que al principio no fue fácil y tuvo muchas dudas: “¿Qué carajo voy a hacer? caminar, no voy a caminar. ¿Cómo voy a hacer para suplir la cantidad de cosas que no puedo hacer? Hay que buscarle la vuelta y se suplen, pero todo es un aprendizaje para convivir con algo así. Mis viejos me acompañaron, pero uno solo también tiene que aprender a aceptar la situación”, contó.

En cuanto a su formación, lo que lo llevó a estudiar periodismo fue un gran combo que mezcla fanatismo, vocación y curiosidad. Gastón es fanático de Instituto y de Roger Federer, admite que se fija en Manu Ginóbili y Gonzalo Bonadeo.

Toda esa pasión logró canalizarla y comenzó con trabajos que lo sorprendieron de entrada. “La primera cobertura fue increíble. El goalball fue impactante”, cuenta en relación a su inicio como periodista en la Agencia Córdoba Deportes. Y agrega: “Acá estoy difundiendo eventos, conociendo el lugar, descubriendo cosas. El año que viene tenía pensado venir más días, cubrir más eventos y meterme de lleno a trabajar acá. Pero ahora, me tengo que recibir”.

Mientras todo esto sucede, Gastón sigue su camino hacia el tan ansiado título, ese que lo acerca al sueño de cubrir un Juego Olímpico, a entrevistar a Roger Federer y que hoy lo tiene disfrutando en la Agencia. “A una carrera a la que le puse toda la garra y todo lo que había que poner, tengo que terminarla”, cerró.

Para que los sueños se cumplan hay que ponerle empeño, voluntad y esfuerzo. Todo lo que Gastón Cerrano hace cuando se despierta cada día.