“En el #8m me echaron de una asamblea de mujeres”, es lo primero que posteó en sus redes sociales la concejal de Juntos por el Cambio, Cecilia Roffé este lunes tras querer participar de una asamblea de mujeres organizada de manera interna por parte de la Comisión de Género con la intención de visibilizar a las trabajadoras precarizadas con planes de la Municipalidad.

Roffé sostuvo que le prohibieron el ingreso a esta asamblea que, según dijo, había sido invitada por un grupo de personas que trabajan en estas condiciones laborales: “Había miembros del Consejo de la Mujer, del que formo parte. Sin embargo, por ser de otro partido político, no me permitieron escuchar a las mujeres precarizadas del municipio”, cuestionó la concejal del PRO.

La respuesta llegó horas después desde el Suoem, quienes afirmaron de manera tajante que se trataba de una reunión interna y cierre de las diversas actividades que la Comisión de Género venía llevando adelante desde el año pasado.

Tras denunciar que la echaron de una asamblea de mujeres, el Suoem cuestionó a Cecilia Roffé

Marcela Molina, integrante del gremio, aseguró que la concejal Roffé no estaba invitada porque el evento era institucional: “Dice que fue invitada por compañeras precarizadas y se venía a interiorizar. Se le aclaró que era algo interno del sindicato, no la echamos pero le explicamos de qué se trataba la asamblea. Después se dedicó a pasear por los medios diciendo que la echaron”, dijo en declaraciones radiales.

Molina argumentó que la Comisión de Género del sindicato viene trabajando desde el año pasado en cuestiones que atañen a la mujer y el colectivo de diversidades. “El año pasado hicimos una capacitación por la Ley Micaela y surgió dentro de las violencias que se ejercen a la mujer la económica, siendo el Estado un perpetrador de este tipo de violencia. Y por eso organizamos para este 8 de marzo un cierre con esta asamblea de mujeres para tratar temas inherentes a la trabajadora municipal”.

Molina manifestó no había integrantes de ningún partido político e instituciones y que la persona que integra el Polo de la Mujer y sí asistió participó como empleada municipal y no como miembro de ningún espacio.

“Recuerdo nos planteó (por Roffé) que quería interiorizarse y acompañar. Hay compañeros con planes desde hace muchos años, más de cinco la mayoría. Y ella tiene una secretaria de bloque desde hace casi un año en la misma situación de precariedad, pero consiguió que pase a ser contratada en poco tiempo. Esto lo sabemos, pero no quisimos exponerla en ese momento para que las compañeras no la interpelen ya que el objetivo de la asamblea era otro”, destacó Molina y cerró: “En un acuerdo de manera unilateral con el Ejecutivo consiguió el contrato para su secretaria”.

Cabe destacar que son unos 200 los trabajadores de las distintas reparticiones municipales que se encuentran en situación de precarización laboral –denunció el gremio- entre planes de emergencia, monotributos y contratos.