Con varios de los principales líderes aún prófugos de la Justicia y con pedidos de captura a nivel internacional, la firma Generación Zoe sigue en el ojo de la tormenta y bajo distintas investigaciones de la Justicia, entre ellas por asociación ilícita y estafa. Esta empresa investigada por su presunto accionar delictivo, cuyo dueño y líder es Leonardo Cositorto, posee oficinas en numerosas partes del país, entre ellas San Francisco.

En San Francisco la oficina de Generación Zoe se encuentra sobre calle Iturraspe 1944 y el principal referente a nivel local de esta institución que se presenta como un conglomerado educativo y financiero es Lucas Giorgis, quien se define como coach ontológico e integrante de la CMC Confederación de Coaches Mundial (CMC), otra de las ramas de Zoe. En sus redes sociales se pueden ver numerosas publicidades sobre Zoe y también una participación suya junto a Claudio Álvarez, uno de los líderes en Villa María y que hoy se encuentra prófugo de la Justicia, en la que anuncian la apertura de la oficina en San Francisco en junio del 2021 y se presenta como líder en la ciudad. 

Cabe aclarar que en la Justicia local hasta el viernes pasado no se habían presentado denuncias por parte de inversores de la ciudad.

Según pudo conocer este medio, en San Francisco son alrededor de 100 personas las que forman parte de Generación Zoe como inversores, aunque uno de los grupos actuales donde se transmite la información no supera los 50 integrantes. 

Giorgis no oculta sus vínculos con la religión evangélica y en sus redes sociales demuestra su apoyo a candidatos locales del partido Valores para mi país, que conduce a nivel nacional Cynthia Hotton, referente de la incursión evangélica en política.

Consultado este lunes por El Periódico, Giorgis accedió a un breve diálogo y posteriormente se excusó de no poder seguir respondiendo ya que tenía asuntos que atender. 

Seguramente está al tanto de las denuncias e imputaciones hacia líderes de Generación Zoe por estafa. ¿Cuál la explicación hacia la gente de San Francisco?

- Tengo a toda la gente informada todo el tiempo, como intermediarios hemos traído a Zoe para educar aquí en San Francisco y la comunidad está bien informada.

¿Tienen las oficinas cerradas o siguen funcionando?

- Estamos siempre en línea con la comunidad, los que forman parte, tenemos horarios especiales y damos turnos también. 

Sabrá que las acusaciones hacia Leonardo Cositorto por estafas y el funcionamiento de un esquema Ponzi son muy graves. ¿Qué responden a esas acusaciones?

Responde Leonardo, están en todos los canales y es de público conocimiento.

¿En San Francisco hay gente que perdió plata? ¿recibieron denuncias?

En San Francisco todos dentro de la comunidad están siendo informados y nadie ha perdido dinero.

El anuncio de la apertura de San Francisco.

De qué se trata el esquema Ponzi

Generación Zoe desde hace meses viene siendo investigada por la Justicia Federal y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), por presunta estafa y defraudación económica.

El eje del caso radica en que el funcionamiento de esta empresa, que tiene sus orígenes en el culto evangélico, sería un típico "esquema ponzi", esto es, que capta dinero de inversores y otorga rentabilidades muy superiores a otros fondos o negocios en el mercado, pero que las mismas no provienen de inversiones legítimas sino precisamente de los fondos que aportan nuevos inversores que entran al sistema. Cuando la cadena de nuevas inversores se corta, ya no se puede seguir pagando y muchos quedan estafados.

En la denuncia ante la Justicia Federal se señaló que el objetivo del holding era “captar a jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad con promesas de obtener amplias riquezas sin tener que trabajar, tan sólo invirtiendo 1.000 dólares”.

La misma denuncia detallaba que como contrapartida de la inversión inicial se prometían “ganancias superiores a los 100.000 pesos mensuales sin hacer nada” y que para quienes no pudieran invertir debían “captar a 5 o 10 víctimas que pongan el dinero solicitado para poder ingresar”.

Sus promesas de inversiones ofrecen un rendimiento del 7,5% mensual en dólares y hasta más de un 90% anual. Los beneficios aumentan si las víctimas suman de dos a más inversores a la red, considerado un típico esquema Ponzi.

El caso de Villa María

En esa ciudad del sur provincial, el presunto accionar delictivo de Generación Zoe fue expuesto a fines del año pasado por una serie de informaciones de El Diario de Villa María. Sin embargo, no fue hasta el último viernes en que la Justicia provincial intervino con allanamientos y detenciones. 

Este lunes, la Fiscalía de Instrucción del Segundo turno de Villa María, a cargo de Juliana Companys, reiteró el pedido de captura de Leonardo Nelson Cositorto, Maximiliano Javier Batista, Claudio Javier Álvarez, Silvia Rosa Fermani, Silvio Eduardo Schamne, Ivana Analía Álvarez y Florencia Anahí Álvarez, todos imputados por los supuestos delitos de asociación ilícita y estafa.

Cabe recordar que por esta causa ya fueron detenidos Norman Próspero, Gabriela Fernanda Álvarez, Claudia Pereyra, Cristian Omar Delgado, Silvia Beatriz Luján y Gabriela Álvarez.

¿Qué es el esquema Ponzi?

Una nota del blog de Ualá explica las características del esquema Ponzi.

- Consiste en atraer a inversores y pagarles utilidades a los inversores más antiguos con fondos de inversores nuevos. 
- Las víctimas, por su parte, creen que sus utilidades provienen de inversiones legítimas.
- Un esquema Ponzi puede mantener la ilusión de un negocio sustentable siempre que los nuevos inversores contribuyan con nuevos fondos, y siempre que la mayoría de los inversores no exijan el reembolso total y sigan creyendo en los activos inexistentes que supuestamente poseen.

¿Quién inventó el esquema Ponzi?
El nombre Esquema Ponzi lleva el nombre de Carlo Ponzi. Nació en Italia en 1882, se mudó a Estados Unidos y se hizo famoso por su sistema de estafas. Durante la década de 1920, Ponzi estafó a cientos de víctimas.

¿En qué se diferencia una estafa piramidal con el esquema Ponzi?
Si bien una estafa piramidal y un esquema Ponzi pueden ser parecidos, existen algunas características que las diferencian.

El rol del operador es fundamental en un esquema Ponzi, quien actúa como contacto y reclutador de las víctimas. En una estafa piramidal son los miembros nuevos quienes deben reclutar más miembros.

El esquema Ponzi basa su estafa en inversiones fraudulentas, justificando muchas veces información privilegiada. La estafa piramidal informa desde el principio sobre la necesidad de atraer a nuevos inversores para obtener el pago.

Por último, una estafa piramidal, como el conocido “telar de la abundancia”, puede colapsar rápidamente. Un esquema Ponzi, por su parte, puede sobrevivir si los participantes “reinvierten” su plata.