Jorge Ronconi (63) fue bombero voluntario y jefe del Cuerpo Activo de los Bomberos de San Francisco durante varios años. Y si bien participó en innumerables siniestros, existió uno que lo lleva marcado a fuego: la tragedia de Sa Pereira, uno de los peores accidentes ferroviarios de la historia argentina que dejó un saldo de 55 personas fallecidas.

El hecho se desencadenó a las 7:22 del sábado 25 de febrero de 1978, cuando un camión Ford F 600 que transportaba 25 toneladas de grasa comestible y latas de corned beef, cruzó el paso a nivel de la estación Sa Pereira, en Santa Fe, y fue impactado por el convoy “Estrella del Norte” que había partido de San Miguel del Tucumán y tenía como destino la estación Retiro. El tren llevaba 2.130 pasajeros.

Es algo que no me olvido jamás, cada vez que llega esta fecha y sobre todo cuando paso por el lugar es inevitable recordar ese día”, sostuvo Jorge.

Primeros en llegar

El llamado que alertó a los bomberos sanfrancisqueños del terrible accidente se registró alrededor de las 7:40, y una dotación con cinco hombres (tres suboficiales y dos bomberos) partió de la ciudad y le llevó unos 35 minutos recorrer los 70 kilómetros que separan a San Francisco de Sa Pereira.

Los bomberos locales fueron los primeros en llegar y en encontrarse con el desastre. Por aquel entonces Ronconi tenía 22 años y hacía apenas dos que era voluntario. “Me tocó ver lo que nunca hubiera querido ver en mi vida, la desesperación de las personas buscando a sus familiares entre los hierros, gente que robaba cosas del interior de los vagones, todo era un desastre hasta que llegó el Ejército y puso un poco de orden”, recordó.

Seis metros de personas comprimidas

Ronconi contó que las primeras medidas fueron intentar rescatar a las personas aprisionadas, utilizando una motosierra y un equipo de oxicorte. “En un espacio de 6 metros estaban los 60 habitáculos con las personas totalmente comprimidas, fue muy difícil porque cuando intentabas retirar a una persona lastimabas a otra que estaba al lado”, expresó.

A 39 años de la tragedia más grande en la que intervino Bomberos

Los habitantes de Sa Pereira se fueron multiplicando para ayudar, mientras arribaban bomberos y ambulancias procedentes desde San Jerónimo, Esperanza, Rafaela, Gálvez, Rosario, Santa Fe, Paraná, así como de otras poblaciones vecinas.

 “Se trabajó aproximadamente unas tres horas, rescatando a los que podíamos. Fue el accidente más grave en el que le tocó participar a la institución en sus 80 años”, finalizó Ronconi.

A 39 años de la tragedia más grande en la que intervino Bomberos