Eusebio Alfredo “Tito” Lamberti, sumó un nuevo homenaje por parte de la comunidad de San Francisco tras su desaparición física, en esta ocasión en una de las que fue su casa, el Colegio Superio San Martín donde fue inaugurado un monolito en su recuerdo.

La obra fue realizada por el docente y escultor Damián Bolaño y del acto participaron autoridades del colegio Superior San Martín, docentes, la banda lisa mixta de música de la institución y sus amigos, grupo ahora autodenomidado “Unidos por Tito”.

Durante el acto, destacaron que Lamberti fue un apasionado por la escritura, los libros, el cine, por su club del Tala y que en su corazón siembre estuvo el Colegio Superior San Martín, donde se desempeñó por 22 años y lo bautizaron como “al maestro de frases”, “personaje ilustre de nuestra ciudad por su larga y polifacética trayectoria”.

La directora del Colegio San Martín, Silvana Romagnoli, se refirió a la trayectoria que tuvo “Tito” en la institución: “Todo lo que dejó, lo que provocó y en ese sentido es que lo homenajeamos vamos a tener su memoria viva por siempre, aquí acompañándonos en la escuela”.

Y recordó: “Hoy lo estamos evocando -a Tito-como el maestro de frases y algunos que no conocen dirán qué frase. Bueno, él tenía la costumbre, diariamente, antes de que llegaran todos los alumnos al colegio, de escribir una frase en cada pizarrón de cada aula. Lo hacía con mucho amor para poder dejar un mensaje. Y todas eran enseñanzas, si pudiéramos agrupar todas las frases de Tito las tenemos que armar en categorías y saben a qué responden esas categorías, responden a todos los valores que deberíamos hacer crecer como persona a cada uno de nosotros, entonces ese es el gran legado que Tito nos deja, una enseñanza en valores”.

“El maestro de frases”, Tito Lamberti tiene su monolito en la escuela San Martín

“Un hombre sabio”

Eduardo Ludueña, integrante de la agrupación “Unidos por Tito”, también hizo uso de la palabra y agradeció a la a la comunidad educativa del Colegio San Martín y al maestro también Bolaño por rendir homenaje a Lamberti que “hizo de la cultura popular una forma de vida”.

“Hace unos meses-continuó-, cuando lo perdimos físicamente me preguntaron qué significaba Tito, dije que para mí era un hombre sabio. No hay que confundir a la persona inteligente ni a los muy inteligentes con sabios, porque sabio es aquel que atesora, que asimila los conocimientos adquiridos en su vida y los utiliza para sí mismo y para los demás. Y eso es lo que fue Tito”.

Y por último cerró: “A mí me gustaría y el nombre en todo el grupo, nos gustaría que ustedes y todos los aquí presentes recordemos a Tito como eso, como un hombre sabio”.

“El maestro de frases”, Tito Lamberti tiene su monolito en la escuela San Martín