Perito pateó el tablero y aseguró que a Yuliana Chevalier la mataron

Policiales 10 de diciembre de 2019
Se trata del experto forense Enrique Prueger, quien analizó las pruebas recabadas hasta el momento y sostuvo que la joven no se suicidó.
prueger
Prueger junto a familiares de Yuliana y una amiga de la familia

“Es un homicidio”. Así tajante responde el criminalista Enrique Prueger ante la pregunta de si a Yuliana Chevalier la mataron y no se suicidó.

Prueger es un reconocido criminalista que participó en casos célebres como el del asesinato del soldado Omar Carrasco y la muerte de Carlos Menem Junior, donde ofició como perito de parte en representación de Zulema Yoma, madre de la víctima. También trabajó en el caso del fiscal Nisman, y fue perito oficial en el caso del doble crimen de La Dársena, en Santiago del Estero y del triple crimen de Cipolletti. Su última aparición emblemática fue en el caso de Santiago Maldonado.

Arribó este martes a San Francisco y se reunió finalmente con el fiscal Bernardo Alberione, que investiga la confusa muerte de Yuliana sucedida en agosto de 2017, tras un disparo de arma de fuego en medio de una discusión donde participó su pareja, el policía Alejandro Lovera. Ya había estado el pasado 16 de octubre, pero por cuestiones personales Alberione no pudo recibirlo. Ahora, tras reunirse con el fiscal, Prueger fundamentó los dichos que había anticipado a El Periódico en esa oportunidad descartando la hipótesis de suicidio.

“No solo le hice conocer mis conclusiones, primero le ofrecí mi colaboración. Represento como perito a la querella y mi opinión ya la tienen, el caso es un homicidio. Él (por Alberione), como buen fiscal que es, tiene que lograr tener las pruebas suficientes para acusar a una persona y me parece coherente”, empezó diciendo en una mini rueda de prensa. El criminalista anticipó que definieron estrategias procesales y que en marzo próximo se realizará un cónclave de peritos en Córdoba por este caso, donde quiere estar.

La causa tomó vida hace unos meses nuevamente con nuevos testimonios y pruebas, donde la familia de la joven busca involucrar al policía Lovera, a quien sindican como el victimario y quien pese a estar detenido recuperó rápidamente la libertad al considerarse que fue la propia mujer quien disparó accidentalmente la bala que la terminó matando. Es por este motivo que contrató un nuevo abogado para seguir adelante con el proceso judicial. 

Yuliana Chevalier

Precisiones

Prueger sostuvo que entre los aportes que realizó se encuentra una “descripción precisa” de la autopsia con elementos que indican la posible caída de Yuliana después del disparo. Asimismo señaló que la joven tenía lesiones contemporáneas al disparo y que no se relacionan con la caída: “Fue golpeada además”, aseguró.

Por otra parte, se refirió a los residuos del disparo mortal que recibió: “Yo planteé que están en un lugar que no tienen que ver con alguien que tiene acceso al arma sino con alguien que trató de tapar el arma. El residuo positivo lo tiene en la palma de la mano y los últimos antecedentes que tenemos sobre esto nos indican que cuando alguien dispara un arma quedan en la empuñadura; a uno le queda en el dorso de la mano pero nunca en la palma. Si está en la palma vos no estás manipulando el arma porque la ventana expulsora la tenés arriba”, dijo. Para Prueger esta es una prueba que –según su teoría- confirma que Chevalier no manipulaba el revólver sino que intentaba defenderse con sus manos.

Sobre el orificio de entrada y salida de la bala, el entrevistado contó: “Nos da que ella está inclinada y no se corresponde con la foto (en referencia a la reconstrucción virtual que se hizo). Ella está inclinada hacia adelante para generar una trayectoria que dé prácticamente ascendente leve para que pegue luego en la olla. No estaba paradita”.

“La bala en su trayectoria afecta dos vértebras. El orificio de salida lo tiene hacia abajo y eso quiere decir que la trayectoria es de derecha a izquierda, de arriba abajo. Uno tiene que inclinar el cuerpo para que den los tres puntos: el orificio de entrada, el orificio de salida, la olla y la pared donde pega la bala”, manifestó.

Cónclave

Prueger aclaró que el fiscal necesita que sus peritos también conozcan su opinión: “Obviamente que yo le pedí estar en esa reunión, en ese cónclave que sería en marzo. Hoy le acabo de deja un Power Point explicando todo esto, lo que yo estoy explicando no lo saco de la galera, está en el expediente. Cuando dice el médico ‘hay lesiones recientes en la cara izquierda pero también hay lesiones recientes en la cara derecha’, o se cayó de un lado o se cayó del otro lado, quiere decir que hay un golpe además del disparo”.

“Hay una visión de la criminalística que es antigua que es simplemente la balística y nada más. Y acá hay muchos otros elementos que hay que interactuar. La escena es el universo que dio razón a la acción penal, la escena no es un depósito de indicios”, sostuvo.

También se refirió a la reconstrucción virtual que se realizó para resolver el caso: “Con las reconstrucciones virtuales yo tengo una seria discusión. Acá hay que basarse no solo en testimonios sino en los elementos fácticos. Tenemos un orificio de entrada, un orificio de salida, un impacto secundario en algún lugar. Evidentemente tenemos que hacer una reconstrucción fáctica de eso, después hacemos la virtual”, apuntó Prueger.

El caso

Yuliana Chevalier murió alrededor de las 4 del viernes 18 de agosto de 2017 en un domicilio de Pasteur al 1600. Las primeras informaciones referían que la víctima se habría disparado en el marco de una discusión con su pareja, Alejandro Lovera, utilizando su arma reglamentaria, una pistola 9 mm.

Con el correr de las horas, y tras distintas diligencias investigativas, la causa derivó hacia el “homicidio” y a la detención del policía.

Sin embargo, el viernes 22 de septiembre el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione, ordenó su libertad al “no encontrar elementos de convicción suficientes como para dictar la prisión preventiva”.

 

 

 

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar