Pese a la lluvia, un importante número de personas asistió este viernes por la tarde a la inauguración del Memorial a Chocolate, un espacio ubicado en la esquina de bulevar Roca y Garibaldi que contiene una escultura y donde reposan las cenizas del cachorrito de nuestra ciudad que trágicamente se convirtió en un símbolo contra el maltrato animal en todo el país.

Desde el Proyecto Arquitectos Sociales, el espacio que impulsó la idea explicaron: “Esto es una celebración de la memoria, contra el maltrato, no solamente contra los animales sino contra toda persona, hacia toda forma de vida. La muerte de Chocolate, en nuestra modesta opinión marcó un antes y un después en la lucha contra el maltrato animal, y por este motivo pedimos que el día 10 de enero, día en el que murió Chocolate sea declarado día contra el maltrato animal, es un pedido que hacemos a todas nuestras autoridades locales y a nivel provincial”.

Representantes municipales, de la ONG Bio Animalis, y de la Protectora de Animales realizaron el descubrimiento de la escultura. Luego también el veterinario Roberto Ferrero, que asistió al animal herido, fue uno de los que destapó el cofre donde se guardaron las cenizas del cachorro.

El acto finalizó con un acalorado pedido de Justicia por la muerte del animal, que estuvo acompañado por “Chocolina” una de las hermanitas del cachorro muerto.