El Concejo Deliberante aprobó este miércoles por mayoría el pedido de licencia -sin goce de sueldo- de Ignacio García Aresca, quien a partir del próximo 10 de diciembre asumirá como diputado nacional por Córdoba dejando su cargo de intendente de la ciudad.

Dos de los tres bloques opositores no acompañaron la decisión: Juntos por el Cambio y la UCR. En tanto que el Frente de Todos decidió hacerlo.

El pedido de licencia ya había sido adelantado por García Aresca, quien aseguró que no iba a renunciar a su cargo porque pese a ser legislador nacional quería seguir ligado a la gestión.

No obstante, se mantiene la incógnita de quién será su sucesor, al menos no fue oficializado todavía en forma pública. Según informamos desde El Periódico en más de una oportunidad, existe un pacto entre García Aresca y Damián Bernarte para que este último asuma en caso de que el primero dejara su cargo. El acuerdo llevaba el aval de Martín Llaryora, referente del justicialismo a nivel provincial.

En caso de cumplirse, como se avizora, Bernarte deberá volver al Concejo Deliberante la próxima sesión y ser elegido por sus pares como intendente interino, luego que declinen de ese cargo –tal como indica la Ley Orgánica Municipal- el presidente del Concejo, Gustavo Klein, y la vicepresidenta, Claudia Maine.

Sucesión: el papel del Concejo Deliberante en la elección del intendente interino