El coordinador del Centro Regional de Educación Superior, Germán Fassetta, consideró que pese a la modalidad de cursado obligada ante la pandemia de coronavirus el balance es positivo para la institucion educativa ya que pudieron completar todos los objetivos académicos y contar con las inscripciones ya abiert5as para el próximo año, donde se espera que la situación sea distinta.

El responsable del CRES dialogó con El Periódico y contó sobre los nuevos desafíos, el perfil del centro educativo y las nuevas aspiraciones en su nexo con la comunidad sanfrancisqueña y la región.

Además, adelantó que se está trabajando junto a la Universidad Nacional de Villa María para contar con dos nuevas especializaciones de posgrado, que se suman a los recientes lanzamientos de una licenciatura y posgrados.

¿Cómo ha sido este año de pandemia en el CRES? ¿se cumplieron los objetivos?

Haciendo un análisis a pocos días de terminar el ciclo lectivo, el balance que hacemos desde la gestión y de la comunidad educativa es muy positivo. Comenzamos en los últimos días de enero y febrero con la presencialidad y a la semana mutamos a esta instancia de la virtualidad y en 10 o 15 días las universidad que intervienen en el CRES se aggiornaron y trabajaron intensamente para acomodarse a la nueva normalidad. Esta cuestión estaba en agenda, la de brindar más herramientas para cursar pero que evidentemente tuvimos que acelerar en 15 días y hubo una transformación en los campos virtuales de las universidades, en las competencias de los docentes y en las nuevas prácticas de los estudiantes, hubo mucha paciencia por parte de la comunidad estudiantil para acompañar estos procesos y notamos una gran diferencia entre el primer y segundo cuatrimestre...

Se acostumbraron...

Claro, fluyó con mayor normalidad los procesos de inscripción la interacción en campos virtuales, sistemas de gestión, el acomodamiento de los docentes. Muchos de nosotros en febrero no sabíamos lo que era Zoom o Meet, conocíamos algo pero no tanto de que se trataba. Hoy somos expertos, claramente esto pasó en todo el mundo de trabajo, pero en la universidad fuertemente. Consideremos que fue un año positivo porque pudimos llevar adelante el ciclo lectivo porque los estudiantes en su mayoría no perdieron el año sino que al contrario, pudieron avanzar, los docentes conservaron su trabajo y nosotros pudimos llevar adelante todos los procesos académicos y administrativos como apertura de inscripciones, el curso anticipado y próximamente las inscripciones para 2021.

¿Cuál es la perspectiva para el próximo año?

Nos acoplamos  a lo que establecen los consejos superiores de ambas universidades. En ese caso vimos muy oportuno terminar el 2020 en la virtualidad porque faltaban pocas semanas de cursado, en diciembre tendremos los turnos correspondientes donde ya tenemos una práctica realizada en julio y septiembre en exámenes, nos pareció muy atinado terminar en la virtualidad por esto y porque la mayoría de los docentes no son de San Francisco y el 50% de los estudiantes tampoco son de San Francisco y han tomado la decisión de volver a sus localidades, exponerlos a la vuelta hubiera sido desprolijo. Hoy se trabaja en pensar en cómo volveremos en 2021 y allí buscar precisiones... Se piensa en esquemas híbridos, ver cómo se adaptan los protocolos para tener alguna presencialidad. Seguramente las primeras materias que vuelvan son aquellas materias prácticas y las que necesiten un contacto con el docente.

El CRES lanzó la Licenciatura en Desarrollo Local y Regional ¿Hacia quién está dirigida esta licenciatura? ¿el objetivo es formar estudiantes que estén más comprometidos con la comunidad?

Tal cual, es el objetivo más importante. El espíritu es tener un sentido de pertenencia y de pertinencia, de tener una vinculación permanente con aquellas demandas que emergen de los sistemas de educación, de lo que requiere en materia educativa la ciudad y la región, pero también de lo que requiere el sector productivo, comercial, industrial y las instituciones intermedias con las cuales estamos permanentemente trabajando. Este año tuvimos una actividad extensionista muy fuerte con la Cámara de Comercio Exterior, la Asociación Industrial de Metalúrgicos, empresas y en esa vinculación emergen necesidades, consultas y perfiles de profesionales.

Esto tiene que ver con el perfil que va tomando el CRES, hace unos años los problemas eran la continuidad de las carreras ¿Hoy la aspiración por donde pasa?

Cuando iniciamos este proyecto teníamos el objetivo de contar con ingresantes, hoy es una de las actividades principales. Pero también tenemos que ir poniendo en agenda dos cuestiones: la vinculación con el entorno local y regional; y dar respuesta y contención a los estudiantes avanzados y egresados, los objetivos pasan también por allí. Tenemos muchos estudiantes haciendo prácticas profesionales, muchos haciendo pasantías rentadas en su campo y egresados que se han ido de la universidad y tenemos que pensar también en esa masa crítica para ofrecer una propuesta de posgrado y formación. Los anuncios también incluye tres diplomados en Innovación y Gestión Territorial que tiene que ver con incorporar nuevas herramientas digitales y transformación de organizaciones, Politicas Públicas Enclaves Local y sobre Seguridad Ciudadana. Eso en términos de diplomados a distancia. Por otro lado, está presentado en el Ministerio de Educación y se trabaja fuertemente por parte de la Universidad Nacional de Villa María en dos especializaciones: tributación y gestión de pymes, con este sentido de pertenencia y de pertinencia.

En cuanto a las inscripciones estudiantes, ¿Cuáles son las perspectivas?

Desde que comenzó este proyecto han pasado más de 1800 estudiantes de San Francisco y al región con un promedio de 280 estudiantes en cada año. Siempre las carreras más multitudinarias son las vinculadas a las Ciencias Económicas y aspiramos a mantener estos números. En el curso de ingreso de 2021, donde el curso anticipado tenemos 50 inscriptos, y en febrero la universidad tomó la decisión de hacerlo virtual para tener una precisión de lo que va a pasar