Cada institución tiene a sus referentes, hinchas históricos que llevan la camiseta en el alma y El Ceibo no es la excepción. Ezequiel Ambrosino, fanático de la "Flor Nacional", pidió ser escuchado por El Periódico en el marco de una cobertura que nuestro medio llevaba a cabo en el lugar, porque algo importante tenía para decirnos.

"Yo hace 21 años que juego al básquet en El Ceibo, hace desde los 5 años que vengo. Para mí El Ceibo es el mejor club en San Francisco y zona. Mi madre me trajo al club y desde ese día me gustó un montón", contó con emoción.

Aldo Manzotti, el referente. "Tenemos un histórico como Aldo Manzotti, fue abuelo este año y para mí es un ídolo", explicó Ezequiel que, además, mostró orgulloso las nuevas obras que se realizaron en el club. "En El Ceibo se han instalado un montón de cosas nuevas, como el box de los profes, el baño nuevo, el gimnasio, la cancha y el escudo que quedó muy lindo", señaló

Ezequiel Ambrosino y su amor por El Ceibo


"Yo vivo a una cuadra prácticamente, vengo a entrenar todos los días, trabajo en la cantina, ayudo y colaboro. Vengo siempre a ver todos los partidos porque el básquet a mí me encanta", relató.

"El Ceibo para mí es amor, un amor inmenso que tengo en mi corazón porque es mi segunda casa", dijo Ezequiel con orgullo.

"Voy a seguir en El Ceibo toda la vida hasta que me muera, hasta que sea viejo", cerró.

Ezequiel Ambrosino y su amor por El Ceibo