El violador eres tú: los mensajes del himno feminista que llegó a San Francisco

Local 08 de diciembre de 2019
Mujeres cantaron este domingo en el centro de la ciudad contra la violencia de género y los abusos machistas. Conocé la letra y el significado de la iniciativa
violador eres tu
La venda en los ojos se refiere a lo expuestas que están las mujeres en la calle.

"El violador eres tú" es el canto feminista que nació en Chile y se replicó en varias ciudades de América Latina, incluyendo San Francisco, donde se realizó este domingo en pleno centro de la ciudad y estuvo a cargo de Manada Teatro.

Las creadoras de esta obra contaron algunos significados desconocidos del himno que busca concientizar acerca de la culpa que se le suele atribuir de manera machista a las mujeres. "Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía. El violador, eres tú", dice una de las estrofas más repetidas de la canción.

Las mujeres de todo el mundo se identifican con la letra porque a diario las acosan en el camino a su casa, al trabajo o a la escuela. Incluso, muchas tienen que hablar y relacionarse a diario con el abusador.

La iniciativa fue creada por el colectivo Las Tesis en Chile, que realizó la intervención en Santiago el pasado 25 de noviembre, en el marco del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Con el éxito de convocatoria, la propuesta se hizo viral en las redes sociales y muchas mujeres la replicaron en sus países.

El canto trata sobre la violación y se basa en el trabajo de la activista argentina Rita Segato, en una mirada crítica hacia la forma en que los medios de comunicación abordan la violencia sexual contra las mujeres y en cifras escalofriantes: en Chile, los datos oficiales indican que solo en 2018 hubo 15.533 casos de violación u otros delitos sexuales, es decir, cerca de 42 casos diarios y aproximadamente dos cada hora, según la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres, que denuncia “impunidad” por la baja cantidad de condenas.

Las estimaciones indican, sin embargo, que por cada delito reportado, entre tres y 10 nunca llegan a conocimiento de las autoridades.


Su nombre

El nombre de la canción es "Un violador en tu camino" porque "muchas mujeres detenidas en las protestas dejan ver cómo los carabineros y el Estado usan la violencia sexual para sembrar miedo y que las mujeres no se expresen y ejerzan su derecho a protestar". 
 
De hecho, una parte de la performance apunta directamente contra Carabineros al usar un extracto del himno de la institución: "Duerme tranquila, niña inocente, sin preocuparte del bandolero, que por tu sueño dulce y sonriente vela tu amante carabinero". 
 
Muchas personas detectaron que cada vez que las mujeres gritan "femicidio" hacen una sentadilla. ¿Por qué? Según las autoras se incorporaron las sentadillas porque cuando las mujeres son detenidas en Chile son obligadas a hacer eso, muchas veces desnudas.

En el video original, las participantes llevan vestidos, shorts y atuendos "llamativos" porque necesitaban enfatizar el estribillo que se refiere a la ropa y a que nadie debe ser acosada ni violada por la ropa que viste, aunque para muchos sea algo "provocador". 
 
La venda

Por último, la venda en los ojos se refiere a lo expuestas que están las mujeres en la calle.

La canción tiene mucha aceptación y se ha replicado en todo el mundo. "La culpa, la pena, la humillación y la vergüenza moral deben sentirla los abusadores y no las mujeres cuyos cuerpos han sido violentados. Es lo realmente importante que se está generando”, indicaron desde Las Tesis.

La letra

Esta es la letra de Un violador en tu camino: 

El patriarcado es un juez
que nos juzga por nacer,
y nuestro castigo
es la violencia que no ves.
El patriarcado es un juez
que nos juzga por nacer,
y nuestro castigo
es la violencia que ya ves.
Es feminicidio.
Impunidad para mi asesino.
Es la desaparición.
Es la violación.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
Y la culpa no era mía, ni dónde estaba ni cómo vestía.
El violador eras tú.
El violador eres tú.
Son los pacos,
los jueces,
el Estado,
el presidente.
El Estado opresor es un macho violador.
El Estado opresor es un macho violador.
El violador eras tú.
El violador eres tú.
Duerme tranquila, niña inocente,
sin preocuparte del bandolero,
que por tu sueño dulce y sonriente
vela tu amante carabinero.
El violador eres tú.
El violador eres tú.
El violador eres tú.
El violador eres tú.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar