Vuelve el tren a Sunchales: ¿qué hace falta en San Francisco?

Local 28 de septiembre de 2019 Por Faustino Rizzi
Viajar a Buenos Aires en tren costará casi cinco veces menos que desde San Francisco en colectivo. La Comisión Pro Riel busca avanzar con autoridades del Belgrano Cargas, pero no hay un proyecto ni gestiones políticas.
161209ARPA_MG_35277
Un cartel en la vieja estación del Ferrocarril Belgrano.

La ciudad santafesina de Sunchales vivirá un hecho histórico este domingo con la reactivación de su estación ferroviaria para el tren de pasajeros, que conectará a esta localidad con Buenos Aires y Tucumán, además de puntos intermedios como Rafaela, Rosario, La Banda o Ceres, entre otros.

Hasta ahora, el tren pasaba de largo y desde este domingo, tras varios años de gestiones municipales, volverá a parar en la estación cuatro veces por semana, para lo cual se debieron hacer algunas obras y otras aún se encuentran en proceso, como la construcción de un andén.

Viajar desde Sunchales a Buenos Aires (Retiro) costará 435 pesos en tren, en su clase más económica. A modo de comparación, hacerlo desde San Francisco, en colectivo, cuesta al menos 1900 pesos. Casi cinco veces más caro. De Sunchales a Tucumán, 340 pesos en tren. Hacerlo desde San Francisco cuesta unos 2200 pesos, a través de Córdoba. En este caso, seis veces más caro.

Claro que si bien se trata de trenes modernos y cómodos, el servicio no es el mismo. En primer lugar la frecuencia de días y horarios es muy reducida. Y las velocidades de trenes y colectivos son muy distintas. Viajar desde Sunchales a Buenos Aires en la empresa Trenes Argentinos demanda unas 13 horas y a Tucumán nada menos que 18:30 horas. Con todo, teniendo en cuenta la diferencia económica, es una muy buena opción. Principalmente si se trata de viajes familiares: solo es cuestión de multiplicar para ver la enorme cantidad que se ahorra utilizando el tren.

Más ejemplos muestran lo económico de ferrocarril: ir desde Sunchales a Rafaela, un viaje con mucha demanda entre ambas ciudades, costará apenas 30 pesos, contra los 200 que sale en colectivo. Y a Rosario, apenas 135 pesos.

Además de Sunchales o Rafaela, ciudades cordobesas como Villa María también cuentan con su estación activa para pasajeros. Ir desde Villa María a Córdoba cuesta apenas $12,50 en su clase económica, contra alrededor de 600 pesos que cuesta en colectivo. También Río Cuarto tiene un proyecto, aunque no llegó a concretarse.

¿Qué pasa en San Francisco?

El Belgrano es el único ramal ferroviario activo en la ciudad y funciona solo para cargas (Belgrano Cargas). Las operaciones en San Francisco son mínimas, reservadas a recambio de personal o tareas menores, ya que tampoco se hacen cargas. Pero se trata de un trayecto distinto al de Sunchales, ciudad que no puede conectarse a través del tren.

Así, para que vuelva el tren de pasajeros a San Francisco es necesario reactivar nuevamente el transporte de pasajeros en su totalidad en el ramal que conecta a Buenos Aires, Rosario, San Francisco y Córdoba, inactivo desde la privatización en la década del 90. La decisión debe tomarla el Ministerio de Transporte de la Nación, que para esta región no mostró ningún proyecto. Sin embargo, tampoco hubo gestiones desde el municipio en los últimos años.

La Comisión Pro Riel insiste desde hace varios años en su pedido para reactivar el tren y en varias oportunidades detalló las ventajas que presenta esta alternativa, tanto en el transporte de carga (su función más rentable) como de pasajeros. Entre otras, mucho más barato para el usuario, menores costos de mantenimiento, menor siniestralidad y menos cantidad de vehículos en las rutas.

Luis Gaviglio, que preside esta comisión local, reiteró que se necesita el impulso de los gobiernos municipales ante el Gobierno Nacional, no solo de San Francisco, sino también de Frontera, Arroyito y otras localidades que se verían beneficiadas. “El servicio es viable. Para ello el Belgrano Cargas debe cumplimentar un mantenimiento normal de vías y los municipios cumplir con las normativas viales para cruces ferroviarios”, resumió.

Gaviglio agregó que en poco tiempo tendrán una reunión en Rosario entre Pro Riel y autoridades de Belgrano Cargas y Nuevo Central Argentino, firmas que operan cargas en distintos ramales. El objetivo es tratar de avanzar con algún proyecto que contemple a San Francisco, inexistente en la actualidad.

“Numerosos pueblos y ciudades están pidiendo ser incorporados a las paradas en ese trayecto. La mayoría es por inquietud de la comunidad local y luego hay una decisión política del área de Transporte”, concluyó.

ferrocarril belgrano tren

¿Soportan las vías?

El estado de las vías del Belgrano es una de las principales cuestiones a resolver. Desde Pro Riel aseguran que se necesitan hacer obras de mejora en algunos tramos para garantizar la seguridad y evitar descarrilamientos, algo que en la actualidad ocurre con las cargas. El mejoramiento de las vías incidirá en la velocidad del tren, para que los viajes no sean excesivamente largos.

 En Sunchales, fue clave la gestión municipal

En esta ciudad, el tren de pasajeros no se detenía desde hacía 22 años y volverá a hacerlo este domingo. Desde el Gobierno municipal, el intendente Gonzalo Toselli, explicó a El Periódico que las gestiones comenzaron hace más de tres años atrás con una presentación formal ante el Ministerio de Transporte. “Luego fuimos siguiendo el expediente y pudimos sumar más de tres mil firmas que se juntaron en nuestra comunidad. La historia de la ciudad está muy vinculada al ferrocarril”, señaló Toselli, y agregó que concretaron muchas otras reuniones para impulsar la idea con autoridades de Nuevo Central Argentino (que opera las cargas) y Trenes Argentinos (transporte de pasajeros), para coordinar los requisitos necesarios.

En los últimos meses, cuando ya la decisión del Ministerio de Transporte parecía cercana, desde el municipio se hicieron algunas obras de reacondicionamiento de la estación y ahora deberá construirse un andén, ya que en esa localidad el tren de pasajeros utiliza una vía distinta al de cargas.

Toselli destacó que si bien por las escasas frecuencias la cantidad de pasajeros que utilicen el tren seguirá siendo muy menor en comparación al transporte automotor, su precio mucho más accesible lo convierte en una alternativa necesaria para muchos vecinos, principalmente de menores recursos económicos.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar