Los restos de la avioneta que estaba desaparecida desde hacía casi un mes fueron hallados este sábado en la confluencia de los ríos Paraná Guazú y Barca Grande, y se aguarda una confirmación sobre el paradero de los tres tripulantes, según informaron la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) y fuentes oficiales al diario Clarín.

Los restos

La Anac emitió un comunicado en el que señaló que como resultado del operativo de búsqueda, cerca de las 17.40, una aeronave del organismo “encontró restos de una aeronave mientras sobrevolaba la zona de confluencia de los ríos Paraná Guazú y Barca Grande del delta bonaerense”.

El hallazgo fue “comunicado inmediatamente al Centro de Búsqueda”, que envió un helicóptero y dos embarcaciones para verificar y preservar la zona.

“Una vez allí el personal enviado confirmó que los objetos encontrados pertenecían a partes de una aeronave. Las mismas se encontraban semienterradas en un sector pantanoso, en un cráter tapado por agua y vegetación”, describió en su perfil de Facebook.

Ya tomó intervención la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil, por lo que comenzó “los procedimientos de investigación para la confirmación o refutación de las pruebas encontradas”.

Los rastrillajes continúan por agua y tierra, señaló la Anac, y agregó que el operativo de búsqueda comenzó el 24 de julio y supuso la coordinación de la Fuerza Aérea, Armada, Prefectura Naval, Gendarmería Nacional, Policía Federal, Policía Bonaerense, Fuerza Aérea de Uruguay, Armada uruguaya y aeronaves civiles.

Salida

La aeronave turbohélice bimotor había salido el 24 de julio a las 14.30 del aeródromo de San Fernando con un plan de vuelo, por el que estimaba llegar a las 18.30 a la terminal aérea de la localidad formoseña de Las Lomitas.

Sin embargo, seis minutos después de haber despegado y tras recorrer apenas 17 kilómetros, desapareció de los radares y desde entonces no hubo más indicios de su rumbo.

La avioneta pertenecía a a empresa agropecuaria Aibal SA y estaba al mando de los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega. En tanto, el único pasajero a bordo consignado en el reporte era Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agraria. Se aguarda información oficial sobre la situación de los tres, según informó el diario porteño.

Los familiares viajan a la zona

Los familiares de las tres personas que viajaban en la avioneta desaparecida hace casi un mes, y hallada a las 18,30 en el Paraná Guazú cerca de Zárate, se dirigían esta noche hacia la zona, informaron fuentes vinculadas a la búsqueda de la aeronave.

En la avioneta desaparecida viajaban los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, ambos oriundos de la ciudad bonaerense de Lincoln, y el único pasajero a bordo consignado en el reporte es Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agropecuaria Aibal S.A.

Pedido

Días atrás, Angie Barbero, pareja de Matías Ronzano, piloto de la avioneta, había publicado una carta en Facebook donde le pedía que volviera, según publicó Télam.

Fuente: La Voz del Interior