El panorama que el miércoles por la mañana encontró la Policía de Córdoba en el lugar era perturbador: el cadáver de la joven contadora presentaba un pañuelo alrededor del cuello. Estaba desnuda y con una correa para perros cerca de su cuerpo. 

“Todo hace pensar que se usó la correa y el pañuelo”, indicó una fuente judicial a La Voz del Interior. Sin embargo, el resultado de la autopsia que llegó este viernes a la fiscalía del primer turno de Violencia Familiar, a cargo de Pablo Camacho, indica que la causa eficiente de la muerte fue “por asfixia” con un “elemento tipo cinta”. 

El otro dato que figura en el informe oficial es que la única mutilación que se constató fue la del tobillo de la pierna izquierda. Las ropas de la víctima habían sido envueltas en una bolsa por Nahuel y arrojadas a la vuelta del inmueble, según la Policía.

Nahuel Gerónimo, el único acusado de asesinar y mutilar parcialmente a Norma e intentar matar a Anahí, permanece detenido en la EP9, la ex Unidad de Contención del Aprehendido (UCA). 

De acuerdo con la data de muerte, la mujer falleció cerca de las 0, es decir, unas cinco horas y media antes de que la encontrara Anahí, la enfermera que había terminado el turno nocturno en el Hospital Privado y halló el cuerpo. Anahí alcanzó a escapar luego de que Nahuel la tomó del cuello e intentó asfixiarla, como falleció Norma.  

El joven admitió ante la Policía que había matado a su hermana tras protagonizar una discusión con ella. Los peritos deberán analizar el estado mental del muchacho y determinar si, al momento de perpetrar los hechos que se le imputan, comprendió la criminalidad.  

El lunes, el estudio

Para eso le realizarán un estudio psicológico y psiquiátrico el lunes por la mañana, ya que este viernes su abogado defensor (asesor letrado) solicitó un perito de control y el análisis se postergó para ese día. Con el resultado médico, la fiscalía analizará los pasos por seguir. 

Sin embargo, resta que el juez del caso, Carlos Lescano, ordene la apertura del cuaderno o material que tenía el joven, en el que, según fuentes policiales, tenía datos sobre cómo diseccionar un cuerpo humano. El escrito fue encontrado en el mismo inmueble.