La sucursal de Súper Carnes Néstor, ubicada en la intersección de las calles 9 y 100, en Frontera, fue nuevamente víctima del accionar delicitivo.

Según contó Néstor Fissore, el propietario, esta vez el hecho tuvo lugar a las 00.30 de este martes. A esa hora, los delincuentes rompieron la puerta de vidrio del frente, ingresaron y salieron sin llevar nada. "Rompieron una puerta, entraron y salieron, miraron como buscando la caja registradora, y como a la caja registradora me la llevo todas las noches, se fueron".

La misma sucursal ya había sufrido un robo el jueves a la madrugada, cerca de las 5, ocasión en que tras romper la misma puerta, el ladrón se llevó una balanza.

"Estoy enojado, porque el jueves a la madrugada hicieron tres negocios más. Una perfumería, una pollería y un almacén y mi carnicería. Y con los videos vimos que es la misma persona. Lo detienen el viernes y cuando yo tengo toda la carnicería llena de policías les pregunté si lo habían soltado y me dijeron que sí, así que les pedí que se fueran", agregó el propietario.

Las sucursales fueron blanco de diversos hechos delictivos en lo que va del año.

El dueño recordó que en los locales de Frontera "asaltaron el camión de los pollos, me llevaron la registradora, me llevaron la balanza y ahora me pasa esto, una de mi hijo y dos allá frente a la Municipalidad. Siete en este año entre las tres carnicerías. En Garibaldi también entraron, en 9 de septiembre también entraron pero mi empleado los corrió con un palo. Ya preocupa".

Fissore, que es propietario de tres sucursales en Frontera y cuatro en San Francisco, adelantó que a partir de los hechos reiterados colocará rejas en los comercios.