La Asociación Mutual Amigos Club Atlético Roberts (AMACAR), de Buenos Aires, realizó una importante donación a la ONG Vínculos de nuestra ciudad, que trabaja con niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social. Recibieron una lijadora orbital, para el taller de carpintería y artesanía, más una bordeadora, una parrilla circular y un juego de cubiertos. 

La empresa, ubicada en distintas zonas del país, realiza actividades sociales en más de sesenta localidades de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe. 

La entrega fue realizada durante la semana por Leonardo Milán, de Relaciones Públicas de la mutual, quien destacó que la ayuda a la ONG local se basa en sus 24 años de trabajo y su seriedad: “Su trabajo hace que uno llegue naturalmente acá por una cuestión de reputación. Además, cada vez que venimos vemos como trabajan y sus avances”.

Claudia Lenis, presidenta de Vínculos, indicó que siempre buscan “una mano” de diferentes empresas e instituciones para sostener sus recursos institucionales, pero además pensando en cómo devolver a la comunidad lo que reciben. “En esto apareció Amacar que, además de darnos siempre apoyo, nos complementamos en la mirada de la realidad con respecto a trabajar en los sectores vulnerables”. 

Vínculos recibió importante donación para su taller de carpintería

Manos a la obra 

La misión de Vínculos es acompañar a niños, adolescentes y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad psicosocial, brindándoles un espacio de capacitación y escucha para que logren una mejor calidad de vida. Actualmente cuenta con tres talleres vigentes que son: carpintería, manualidades y pintura. 

“Buscamos generar productos que tengan un ingreso en la población y que sean de buena calidad, que la gente lo recomiende y que también sea un producto vendible”, aseguró Lenis sobre las producciones en los talleres. En el último tiempo, por ejemplo, se destacaron con la creación de cuchas para perros, las que salieron al mercado local y en breve llegarán a la zona.

Sobre la actualidad de la ONG, Lenis contó que la situación que viven hoy es “complicada”, generándole dificultad para comprar los insumos y pagarles a los profesionales que trabajan en el taller, por eso destaca como necesaria la ayuda externa que reciben.

“Ya estamos pensando cómo vamos a abrir las puertas a partir de febrero del 2020, la mirada está puesta ahí”, afirmó.