A partir del lunes próximo no seguirán vigentes las mismas restricciones actuales, las que el Gobierno nacional decretó por nueve días. Seguramente se volverán a permitir algunas actividades que hoy están vedadas, pero se mantendrían restricciones horarias.

Fuentes provinciales sostuvieron al cierre de la semana que el lunes 31 de mayo el dictado de clases retornaría a la modalidad bimodal, es decir, a las burbujas presenciales y virtuales alternativas. No obstante, puede haber excepciones determinadas por la situación sanitaria de cada región, lo que serían los “cierres focalizados”, algo que alentó la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC).

Cabe señalar que el viernes se desarrolló una reunión virtual entre los ministros de Gobierno, Facundo Torres, y de Salud, Diego Cardozo, con los intendentes de las principales ciudades de la provincia y con los jefes de los bloques de autoridades municipales. 

Qué sigue y que no sigue

Córdoba mantendría las restricciones horarias, una proporción menor de presencialidad escolar, pero las actividades sociales, deportivas y de entretenimiento seguirán cerradas. Se piensa en una flexibilización sobre las medidas que rigen hasta este próximo, pero no una vuelta a una completa normalidad.

El próximo escenario está casi decidido, a pesar de que la curva de contagios y de internaciones sigue en alza. En el caso de San Francisco, en lo que va del mes de mayo la ciudad ya registró otro récord de casos positivos de coronavirus, superando a las cifras de abril pasado, que también habían sido muy altas. En solo 10 días la ciudad suma ahora casi los mismos casos que a fin de año tenía en todo un mes.

Gabriela Barbás, secretaria de Promoción y Prevención de la Salud de Córdoba, consideró que los cierres intermitentes y focalizados son la fórmula que debería aplicarse en esta segunda ola. Y que las definiciones deberían adecuarse a la situación epidemiológica local.

“Hay que focalizarse dónde tenemos brotes para implementar medidas intermitentes y explicarle a la sociedad cómo serán, que tendrán un principio y un fin, y que la decisión está basada en información epidemiológica”, explicó la funcionaria cordobesa el jueves en una charla que brindó para el Instituto de Cálculo de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Barbás confirmó que Córdoba está elaborando un esquema de confinamiento con el que espera alcanzar el consenso político. “La idea es focalizarlo por actividades, además de seguir con restricciones horarias. La restricción horaria ayuda, pero no es suficiente, por lo que hay que readecuar algunos rubros específicos”, detalló.