Sportivo Belgrano perdió este domingo con Crucero del Norte en el marco de la séptima fecha del Federal A. La "verde" volvió a hacer un buen partido pero se quedó con las manos vacías y sigue sin poder sumar de visitante.

El entrenador Cristian Domizi se mostró dolido por la derrota pese a que su equipo hizo un buen primer tiempo.hicimos un inicio del segundo tiempo muy bueno, fue inverso al primer tiempo donde ellos arrancaron bien, nosotros emparejamos, creamos algunas situaciones. En el segundo tiempo creamos dos situaciones muy claras, con la del final tres. Nosotros no la metimos y ellos sí, no se si con un zapatazo porque ganó bien la posición, encaró bien la pelota, pero ese "zapatazo" que terminó venciendo a Fernando que tuvo una actuación muy buena", explicó.

Domizi: "No nos sirve jugar bien un rato, tenemos que empezar a sumar de visitante"

Consultado por una jugada en el área donde pareció mano del defensor de Crucero el entrenador explicó que desde su posición era penal para Sportivo. "Fue penal, uno reclama con respeto. Hubo dos jugadas parecidas a la de De Souza (expulsado ante Chaco For Ever) del otro día, y fueron amarillas, y el otro día fueron rojas. Son diferentes criterios, son seres humanos y hay que entenderlo así, pero la realidad marca que volvimos a hacer un buen partido y nos vamos con las manos vacías. Parecería que se nos escapa por golazos que nos convierten", exclamó el DT.

"Estamos ganándole a los equipos que están arriba nuestro como Chaco, Douglas, si hoy ganábamos quedábamos segundos, pero esto es anecdótico y ya pasó, ahora viene Unión de Sunchales y hay que enfocarse en eso, después vamos a tener una semana de descanso y vamos a encarar el partido que tenemos de visitante para ver cómo podemos sumar, pudimos sumar solo con Las Parejas. Te queda haber jugado bien un rato al fútbol pero no me sirve, al equipo no le sirve, a la institución no le sirve, lo que sirve es sumar de visitante porque los puntos de local los estamos sacando, ahora tenemos que sumar de visitante", concluyó.