Caso Casermeiro: “El motivo del crimen fue una deuda económica importante”, dijo Alberione

Policiales 21 de febrero de 2020
Lo afirmó el fiscal, quien dictó la prisión preventiva de Gerardo Gette, imputado por homicidio calificado. Además apareció un nuevo testimonio que se volvió clave para la investigación, tal como adelantó El Periódico a mediados de semana.
IMG_4707
Alberione en conferencia de prensa.

Aunque se conocía que el motivo del homicidio de Daniel Casermeiro había sido económico, el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione, confirmó este viernes que el único imputado, Gerardo Gette, le debía una importante suma de dinero al médico, lo que habría motivado –según la investigación- el crimen.

Por otra parte, tal como adelantó El Periódico a mediados de semana, Alberione informó que se le dictó la prisión preventiva de Gette, quien seguirá detenido en la cárcel local.

“Por los fundamentos que se evalúan existen muchos elementos analizados en conjunto que nos llevan a tener el grado de certeza para mantener la imputación y dictar la prisión preventiva”, explicó el fiscal que lleva adelante la causa, quien tomará licencia en los próximos días debido a una intervención quirúrgica.

Ahora, la defensa de Gette tiene un período de tiempo para apelar la decisión del fiscal y oponerse ante el Juzgado de Control.

Deuda

Alberione volvió a remarcar la existencia de un vínculo comercial entre la víctima y el presunto victimario, al que calificó de “mucha cercanía”. Añadió que el motivo del crimen fue por una “diferencia económica importante”, ya que Gette mantenía una gruesa deuda con el médico. “Podemos asegurar que el motivo del accionar de Gette es una deuda”, afirmó.

Pese a ello, el fiscal sostuvo que se sigue investigando y recolectando más pruebas: “Siempre puede haber nuevos imputados y alternativas. Hoy tenemos un único imputado y responsable, pero la investigación sigue abierta”, dijo.



Respecto al dinero que había en el baúl del automóvil BMW de Casermeiro, unos 9 millones de pesos, este fue entregado a la familia que se convirtió en depositaria judicial.

La entrega del arma

Otro de los adelantos de El Periódico fue la aparición en los últimos días de un testimonio clave que aporta un dato crucial a la causa y “alimenta” -según el fiscal- los fundamentos de la resolución donde dicta la preventiva. Desde la fiscalía asumen que “no hay grises” en la investigación.

Se trataría de un hombre cercano al círculo familiar de Gette, quien testificó que tiempo atrás –previo al crimen del médico- le entregó a este un arma de fuego del mismo calibre, aunque aparentemente no conociendo con qué fin iría a usarla.

Cabe recordar que la autopsia al cuerpo de Casermeiro reveló un balazo en la nuca con una pistola calibre 22. El disparo fue a “traición”, aseguró el fiscal Alberione, es decir por la espalda. La bala ingresó por el occipital del cráneo y se alojó en la zona frontal.

El testimonio es preponderante porque pone en escena el arma utilizada para cometer el crimen, la cual todavía no fue hallada por los investigadores.

“Se consiguió el testimonio de una persona que le dio un arma, se la prestó, es un elemento para presumir que esta fue la utilizada en el hecho”, argumentó Alberione, quien descartó que esta persona quede implicada en la causa.

Los videos, claves

A Gette también lo mantiene tras las rejas lo visto en distintas cámaras de seguridad que lo ubican junto al ginecólogo el día de su desaparición. Se los observa hablar en la calle, incluso –de acuerdo a los ademanes- discutir y subirse juntos al automóvil del ginecólogo.

También en este sentido existe material en video que refleja que el imputado camina ese jueves de la desaparición, ya en horas de la tarde, hacia la zona urbana de San Francisco en un trayecto oeste-este.

gette2
Gerardo Gette en los tribunales de San Francisco. 

Según pudo conocer El Periódico, se lo observaría caminando por calle Iturraspe en busca de la camioneta VW Amarok doble cabina negra que había dejado estacionada a la vuelta del Sanatorio Argentino. En sus manos llevaba una especie de bolsa aunque armada como un fajo, revelarían las imágenes.

Varias cámaras de seguridad ubicadas sobre esa arteria tomarían esta escena, que se volvió muy importante para los investigadores y ponen a la camioneta secuestrada además en el centro de la investigación. Por eso desde la fiscalía pidieron una serie de peritajes sobre el vehículo, el cual fue traído desde San Juan, ya que hasta allí había viajado el hijo de Gette.

Alberione manifestó que hay un detalle “minucioso de cámaras particulares y de comercios de todo tipo que hemos encontrado y podemos realizar el circuito del imputado, desde que se encuentra con Casermeiro hasta que regresa al sector de la clínica, donde había estacionado su camioneta”, cerró.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar