Lejos quedaron los días cálidos y con los primeros fríos llega la oportunidad para atender aquellas manchas de la piel producto de largas exposiciones al sol, tanto las que surgen en el rostro como en las manos.

Atendiendo a esto, Caresse Beauty & Wellness lanzó una promoción para tratamientos con luz pulsada intensa: hasta la semana del 10 al 14 de mayo inclusive, ofrecen un 15 por ciento de descuento en los mismos.

“Ahora que baja el sol, que empiezan los días más frescos, que ya llega el invierno, el tratamiento que más podemos aprovechar es la luz pulsada intensa, que en otros momentos del año no es recomendable. Es importante conocer que este tratamiento se utiliza para manchas solares en el rostro y también se puede utilizar para manchas en el dorso de la mano”, explicó Mónica Barengo, dermatóloga y directora médica del espacio.

Una sola sesión

Según explicó Barengo, estas manchas que se producen por la exposición al sol se pueden tratar en una o dos sesiones al año: “Recomendamos de una a dos sesiones por año. El intervalo entre una sesión y otra es de un mes como mínimo. La sesión dura de 45 minutos a una hora. A veces necesitamos realizar dos sesiones para poder eliminar definitivamente la mancha. Hay manchas que responden enseguida y otras que necesitan un refuerzo, por eso hablamos de dos sesiones, pero los resultados son muy buenos”.

La profesional destacó que el tratamiento es indoloro y da muy buenos resultados. “Se puede hacer todos los años como mantenimiento. Es un tratamiento de fotorejuvenecimiento. Mejora la calidad de la piel, mejora la textura, se puede hacer tanto en hombres como en mujeres. Tiene una particularidad de que también se puede utilizar para pacientes que tienen rosácea, los cachetes colorados o las venitas dilatadas”, dijo.

La dermatóloga indicó que este tratamiento siempre tiene que ir acompañado del uso de protector solar: “Si no usamos protector solar, después las manchas vuelven. Y a la noche se puede complementar con ácidos alfahidroxiácidos que también mantienen homogénea la piel. Lo bueno es que se puede combinar durante o después del tratamiento con cremas formuladas específicamente para el mantenimiento de esta tecnología y estos resultados”.

Resultados

Los resultados del tratamiento ya pueden advertirse a los 15 o 20 días, aseguró Barengo. Tras ello, se recomienda no volver a tomar sol. Pero de hacerlo, y de volver a aparecer las manchas, el tratamiento puede repetirse.

“Si uno toma sol, las manchas no van a volver enseguida pero con el tiempo pueden volver. Lo ideal es que el paciente no tome sol y utilice siempre protector solar. El paciente que no quiere tener nunca más manchas no tiene que tomar sol y menos cama solar. Ahora, si el paciente quiere hacérselo cada dos o tres años, cuando suma manchas, puede. La luz pulsada se puede hacer todas las veces que se quiera, se puede repetir, solo que con una o dos sesiones por año es suficiente”, aclaró la profesional.