Federico Zurbriggen, preparador físico de Melgar de Perú, dialogó con El Periódico días atrás y contó cómo afrontan en Perú la fase de pandemia. Además, el sanfrancisqueño habló de la centralización que impera en el fútbol argentino, trazó un paralelismo con el fútbol mexicano y contó sobre algunos aspectos que pueden imitarse de esa organización.

Zurbriggen, que acompaña al entrenador Carlos Bustos, sostuvo que esa institución está gerenciada y sus salarios, en medio de la pandemia, no sufrieron rebajas. Sin embargo están abiertos a esa posibilidad. "

¿Cómo está la situación económica en el fútbol peruano?

FIFA envió dinero a las federaciones y estas lo repartieron según su criterio. Acá en Perú a algunos equipos les alcanza y a otros no, por eso negociaron rebajas en los salarios. Nosotros no porque hay un gerenciamiento, llegado el caso es entendible la situación porque no existen ingresos de taquillas y sponsors.

¿Cómo lo ves en Argentina?

En Argentina es diferente y se ve afectado porque tiene muchas categorías. Ojalá la AFA o el Gobierno pueda subsidiar a las ligas y a los equipos, pero lo que pasa es que hay un sistema unitario que tiene AFA que hace que se tiren la pelota los unos con los otros entre AFA, Consejo Federal y Ligas del Interior, por eso los clubes siempre tienen que pedirle ayuda al estado.

Es un fútbol centralizado.

Hasta que no se eliminen los directamente afiliados el fútbol no va a tener solución, porque en los metropolitanos está el padrón para que los presidentes se perpetúen en el poder. A la hora de votar, por ejemplo, de los clubes de Córdoba vota la Federación y no el club, mientras que los directamente afiliados votan por club.

En lugar de tener un fútbol federal, potente, que se desarrolle en todos lo puntos del país, tenemos un fútbol centralizado donde, por ejemplo, si querés llevar un jugador a Tucumán te cuesta el triple que si lo querés en Argentinos Juniors o Arsenal. Evidentemente los equipos del interior que andan bien, a excepción de muy pocos,  tienen el apoyo del gobierno sino es imposible tener una estructura.

¿Qué diferencia hay con el fútbol mexicano?

Argentina tiene muchas categorías y una extensión muy grande y el fútbol es un soporte sociocultural. En México son todas sociedades anónimas, con propietarios de canales de TV y empresarios y suceden cosas que en Argentina son inviables como por ejemplo que un equipo compre un franquicia, una plaza y de repente, como pasó con el Atlante -equipo tradicional del DF- ahora juega en Cancún en el ascenso -que desapareció- o San Luis de Potosí que yo lo dirigí y tenía la camiseta rayada azul y amarilla, pero lo compró el Atlético Madrid lo dejó en stand by y al año volvió con una camiseta blanca y roja.

Es que el fútbol está ligado a la económico, a la facturación, es un campeonato económico. En Argentina eso es inviable, sin embargo existen gerenciamientos ocultos porque siempre el club le debe a alguien...

¿Y en la organización?

Hay un respeto por el espectador. Tenés tiempo limitado para todo, es que lo que intentó hacer Superliga en el torneo pasado. Yo por ejemplo tengo un tiempo para dar la formación, para la entrada en calor, tenés que seguir todo un protocolo porque pertenecés a la Liga MX.

Cambió el ascenso mexicano... ¿Cómo lo ves?

Eliminaron los ascensos y los descensos. Vos podés salir campeón en la B, pero no podés ascender porque te exigen solvencia económica para estar en primera, necesitas tener un cierto dinero y un estadio que reúna las condiciones adecuadas. En el caso de los descensos podés terminar último o penúltimo y lo que te exigen es el pago también de un dinero para seguir en la primera, por eso se transforma en un campeonato económico.

Yo no estoy de acuerdo con la desaparición de los descensos, pero sí me parece interesante la creación de la Liga Desarrollo sub 23, en eso estoy totalmente de acuerdo

¿Qué es la Liga Desarrollo?

Fue creada para reemplazar al ascenso. Exigen a esos equipos jugar con jugadores Sub-23. Argentina puede ir por un camino similar, en algún lugar tenés que poner límite de edad porque hay muchos jugadores jóvenes muy buenos que por ahí no llegan a desarrollarse en primera. Chicos de 19 años que tienen a un jugador adelante que los tapa y no pueden jugar, empiezan a flotar en el ascenso y se pierden.

Las Ligas del Interior, todas parejas y con Fair Play financiero podrían hacer eso, no todos sub 23 pero sí por lo menos 5 jugadores en cancha, eso te obliga a contratarlos o a formarlos vos.