Pablo Villanueva (35) tenía pactado su primer combate internacional para el próximo 17 de abril ante Carlos “El Halcón” Ávila en Barranquilla, Colombia. Sin embargo, por las restricciones impuesta ante el avance de la segunda ola de coronavirus el evento fue cancelado.

El púgil local se mostró frustrado por esta noticia ya que había invertido casi cuatro meses de preparación y contó sobre el porqué tantos boxeadores argentinos salen fuera del país, aunque aclaró que su caso lo hace por amor al deporte que ama.

"La verdad es que la suspensión es un gran golpe anímico, es la tercera vez que se suspende, pasó del 6 de marzo al 27, después al 17  de abril y ahora se cae. Si bien vengo entrenando desde julio, para mí fueron cuatro meses de preparación, había ajustado todo para esta pelea: muchas privaciones, cuidados por la pandemia para no exponerme, no me fui de vacaciones, privé de muchas cosas a mi familia. Estoy un poco molesto y dolido", comentó.

Y agregó: "Ahora bajamos la intensidad para ver si podemos conseguir una pelea en Argentina porque estamos bien para pelear".

El pupilo de Hugo Ruffino explicó que para cada pelea hay una planificación e inversión. "Son varias etapas, primero arrancamos agarrando ritmo, después la etapa de fuerza y después guanteo y velocidad. Todo esto conlleva gastos de preparación física, comidas específicas, vitaminas; realmente el gasto es increíble y también tenés mucha gente del entorno a disposición", señaló.

"Lo que ofrecen en el exterior acá no lo ganamos ni en diez peleas"

En los últimos años, y mucho más después de las flexibilizaciones poscuarentena, muchos boxeadores argentinos se vieron tentados por combates en el exterior. Los buscan por el récord y para promover la carrera de otros boxeadores promocionados, pero también porque saben que el material que hay en Argentina siempre es interesante.

En ese sentido, Villanueva contó que tuvo varias ofertas, pero que no lo desespera el dinero sino que prefiere ser cauto e ir bien entrenado para la ocasión. "Nosotros tuvimos varias ofertas, por suerte, de Francia, Polonia, Rusia, la verdad es que estas ofertas nos aparecen a todos lo boxeadores argentinos principalmente por lo económico porque desde el exterior se dan cuenta que una bolsa de 4 mil dólares para nosotros es mucho dinero, lo que ganamos en el exterior no lo ganamos ni en 10 peleas en Argentina. Por eso en este ultimo tiempo muchos han salido al exterior", explicó.

"Nuestro récord no es malo, es bueno (10-3-1), pero hay que ser realistas, te llaman para hacer la carrera de sus boxeadores y para mí el secreto está en hacer una buena preparación, ir lo mejor entrenado que se puede y buscar la hazaña", indicó el boxeador.

En ese plano, detalló que la bolsa más suculenta que ganó en Argentina fue de 72 mil pesos. "Es imposible vivir del boxeo, de 100 boxeadores 5 o 10 como mucho pueden hacerlo, falta mucho apoyo, sin laburar es imposible", dijo Villanueva.

"Yo laburo hace 13 años en una empresa de energía eléctrica, combino mis horarios con mi entrenamiento lo más que puedo. Hay semanas que entrenamos de 5 de la mañana hasta las 6, voy a trabajar, almuerzo rápido y saldo a hacer el otro turno de entrenamiento a las 14, vuelvo, duermo un rato y a las 19 estoy en el gimnasio de nuevo", detalló.

Y agregó: "Lo hago por amor al deporte, pero gracias a Dios tengo mi trabajo. En lo deportivo, para mí lo económico está en el segundo plano. Imaginate, hubo dos o tres peleas de profesional que las hicimos sin cobrar porque ers muy difícil que te incluyan en festivales también y a mi edad, con 35 años, por más que me sienta bien se que no voy a conseguir un promotor en esta parte de la carrera", contó Villanueva.

"Lo hago por amor al deporte, pero lo que ofrecen en el exterior acá no lo ganamos ni en diez peleas"

Mediopesado

En cuanto a la categoría, Villanueva contó que ya da por terminada su etapa en Supermediano ya que es un peso que le costó mucho dar en la balanza. "Me costó mucho esta categoría, me costó volverla a dar después de ser campeón supermediano provincial, ya me había costado antes y contra Taborda me costó horrores dar el peso, fue una tortura. No es una excusa porque perdimos bien, pero por eso decidimos renunciar al titulo provincial porque ya esa categoría no la doy más", explicó.

"Puede ser la edad, pero también el hecho de que uno no puede vivir exclusivamente de esto, tenés que tener disposición horaria todo el día, continuamente cuidarte con las comidas y se complica. En mi caso, capaz que voy a laburar y tengo que quedarte un rato más y como lo que puedo, se hace difícil en ese sentido", indicó. 

En ese marco, el boxeador contó que la categoría Mediopesado es la división donde seguirá peleando en corto y mediano plazo.

Finalmente, Villanueva agredeció a los sponsors que lo bancaron y lo siguen haciendo. "Siguen estando a pesar de que en 2020 no competimos y de que se haya caído ahora esta pelea, le agradezco a Pentacom, La Cumbrecita, Panadería Argentina y al Sindicato de Luz y Fuerza de Rafaela que me ayuda con el material para entrenar que es carísimo", concluyó.