“La Mole” Moli va juicio por violencia de género contra su esposa

Más información 13 de noviembre de 2019
La fiscal de Río Segundo Patricia Baulies solicitó la elevación a juicio de la causa. “Se lo acusa por casi 30 años de violencia”, aseguró.
mole_10

La Justicia de Río Segundo confirmó este miércoles la elevación a juicio de la causa en la que está imputado Fabio “la Mole” Moli por lesiones leves calificadas doblemente por el vínculo y por violencia de género en contra de su esposa. 

“Hemos fijado el agravante de violencia de género porque en la instrucción hemos podido precisar con un alto grado de probabilidad que durante las casi tres décadas que llevan como pareja se ha sostenido una relación dentro de parámetros culturales de asimetría”, precisó la fiscal de Instrucción de Río Segundo Patricia Baulies.

“En la causa se ha probado que ella ha sido golpeada, y además se han detectado casi todos los elementos indicadores de un círculo de violencia en el que hay sumisión, culpabilidad, justificación y hasta la retractación”, valoró. 

“A Moli no se lo acusa por un golpe, se lo acusa por casi 30 años de violencia de género”, sentenció Baulies. 

La fiscal precisó que el exboxeador puso en evidencia conductas violencias, incluso con personal de la fiscalía. “Consta en la causa que se comportó de manera agresiva con mujeres de esta fiscalía”, detalló. 

La denuncia

Tras conocerse la denuncia de su esposa, Moli fue imputado por lesiones leves calificadas reiteradas y amenazas reiteradas, el 10 de enero pasado, el hombre realizó un descargo en diálogo con El Show de la Mañana en el que aseguraba que no había golpeado a la mujer. 

"Fue una discusión terrible, pero quedó todo bien. Ella fue a comprar cosas después, pero no sé qué le pasó... debe haber pensado que no quería saber nada más con este loco, hace 30 años que estamos, mil veces hemos discutido", había dicho el exboxeador en televisión. Moli aseguró por entonces que no había desfigurado a la mujer, y que ella levantaría la denuncia en su contra. Eso mismo fue reiterado por la mujer en un video que tomó estado público, y en el que negaba haber sido golpeada. 

Sin embargo, la Justicia le impuso una orden de restricción y luego se le indicó utilizar la tobillera para evitar el acercamiento con quien era su esposa. 

Elevación a juicio

 
Diez meses después de aquel episodio se conoció que la fiscal de Río Segundo solicitó la elevación a juicio de la causa, aunque aclara que no es sólo por aquel hecho denunciado sino por un historial de violencia de género por parte de Moli. 

“Las pericias realizadas acá y en el Polo de la Mujer hablan de muchos indicadores de violencia, e incluso él (por Moli) tiene características de un hombre violento”, subrayó la fiscal. 

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar