Caso Rojo: hoy se conocerá la sentencia

Policiales 13 de noviembre de 2019
Tras la jornada de ayer en que finalizó la ronda de testigos, este miércoles se realizarán los alegatos y se conocerá la condena para Ferreri, acusado de "homicidio culposo agravado". La querella adelantó ayer que pedirá el cambio de carátula y 11 años de prisión.
justicia

Este miércoles se realizarán los alegatos y se conocerá la sentencia en el juicio por la muerte de Norma Salvaneschi (60) y Daniel Rojo (63). Ayer declararon siete testigos y también lo hizo el único imputado, Mariano Ferreri, que pidió perdón a la familia del matrimonio y lloró.

La querella, a cargo del abogado Diego Castillo, adelantó que pedirán el cambio de carátula de "homicidio culposo agravado" a "homicidio con dolo eventual" y que solicitarán 11 años de prisión para el acusado. 

"Soy responsable de lo que me toca"

Previo a la ronda de testigos, Ferreri declaró y respondió preguntas. "Pido perdón a la familia, a toda la familia porque no pude hacer lo suficiente para evitarlo, hice todo lo posible, frené, hice el esquive pero no suficiente. Lamentablemente soy responsable de lo que me toca, el auto se me fue a mí, pero no soy un delincuente", comenzó.

Tras ello, el imputado reconoció haber compartido un asado con amigos ese día y haber consumido cerveza aunque no "para salir a atropellar a nadie". Y comentó que cuando salió lo hizo a una velocidad "normal" ya que aseguró que por las características de la calle, a la que tildó de "complicada", "no se puede ir a alta velocidad".

Aseguró que el auto "se le fue" para la izquierda y que cuando llegó a visibilizar al matrimonio, ellos estaban a 5 metros. "Cuando llego a visualizarlos reacciono. Estaba lúcido. Freno y pego un volantazo hacia la derecha para poder esquivarlos. Me duele porque no pude hacer nada. Tuve la intención de esquivarlos, de evitarlo, los quise evitar, en ningún momento pensé que iba a pasar pero pasó", explicó.

Acto seguido agregó: "El auto derrapa, pega contra la alcantarilla y se da vuelta. Yo iba sin cinturón. Si hubiera venido fuerte me hubiera matado. Fue una fatalidad. Apagué el motor por miedo a que se incendie y salí por la ventanilla para poder ayudar a esa gente. Me quedó grabado y me va a quedar grabado el resto de mi vida. Intenté ayudar. Al señor no lo vi, vi a la señora, pedí a gritos una ambulancia", y dio más detalles de lo ocurrido después.

También sumó: "Siento el dolor de toda la familia y les agradezco porque no me molestaron ni a mí ni a mi familia". 

Luego señaló que no volvió a manejar “por respeto a la familia” y contó que desde ese día lleva a su hija a la escuela en bicicleta y que no quiere hacerlo más. Incluso 

Y entre otras cosas, se declaró “muerto en vida”.

Finalmente aclaró una cuestión referida a su inhabilitación para conducir. Así, confesó haber tenido una multa en 2015 por conducir bajo los efectos del alcohol. "Me equivoqué. Dio 0,74 gramos, fue un vaso de cerveza", dijo. Y comentó que el lunes siguiente a la multa, que fue un sábado, fue a pagar la multa donde le sacaron por un momento y le devolvieron nuevamente el carnet, al que le faltaban dos años para vencer.

Ferreri negó haber sabido que estaba inhabilitado para manejar hasta que en marzo de 2017 fue a renovar la licencia. Allí, dijo, le comentaron que esa inhabilitación para conducir que pesaba sobre él "ya tendría que haber sido levantada". Pero al no ser así, comenzó una serie de trámites que no pudo culminar por haber sucedido esa misma semana el siniestro vial que acabó con la vida del matrimonio.

audiencia rojo

Testimonios

Luego de las palabras de Ferreri, declararon siete testigos. Los testimonios giraron generalmente en torno a las características de la avenida de Los Inmigrantes, que conduce a Plaza San Francisco, lugar donde ocurrió el siniestro, y sobre la escena de los hechos.

Así declararon Daniel Lencina (34) y Ramón Taborda (45), dos compañeros que compartieron un asado con él previo a la tragedia vial; María Concepción Barraud (34), su mujer; Paola Bosio (36), que suele hacer deporte en el lugar y cruzó al matrimonio minutos antes de su muerte; Marcelo Racca (53), integrante del Centro Vecinal de Plaza San Francisco; María Victoria Nadallín (33), cabo 1º de la Policía que ese día trabajó de guardia en el Hospital J. B. Iturraspe; y Mariano Olmos (36), cabo 1º de la Policía que ese día trabajó en el lugar del hecho.

La querella pedirá 11 años de prisión

Tras la primera jornada del juicio Diego Castillo, el abogado querellante, se refirió a la misma: "Fue positiva, consideramos que no hizo más que ratificar aquello que venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo, principalmente la cuestión de la mecánica, de la autoría y de la imprudencia de Ferrari al momento de conducirse. Es una cuestión que quedó absolutamente acreditada, no han quedado lugares a duda, se ha proveído toda la prueba testimonial, ya no hay más nada que hacer. Mañana las partes vamos a alegar a partir de la prueba producida y el juez luego tendrá que dictar sentencia en relación a las pruebas".

El letrado adelantó que pedirán el cambio de carátula de "homicidio culposo agravado" a "homicidio con dolo eventual". "El dolo eventual está acreditado dentro del expediente. Vamos a pedir 11 años. Nuestros estudios sobre el caso indican que objetivamente está acreditado el dolo eventual, en consecuencia no podemos movernos de esa figura por ninguna consideración jurídica porque creemos que está plenamente acabado de manera objetiva", dijo.

Respecto a la situación emocional de la familia, expresó: "Antes de este encuentro hay toda una preparación que hacemos personalmente de explicarle a la familia a qué se van a exponer, con qué se van a encontrar, las formas que se producen dentro de un proceso judicial como para en mayor o menor medida ir preparando a los clientes a este momento que es durísimo. Hoy temprano nos juntamos en el estudio. Matías (hijo del matrimonio) llegó anoche de Estados Unidos para acompañar a sus hermanas en este momento, están todos juntos como familia, como hubiesen querido Norma y Daniel".

Finalmente, sobre el pedido de disculpas del imputado, sostuvo: "Entendemos que es parte del procedimiento, parte de las reglas, entendemos que el imputado quiere generar algún grado de empatía con el tribunal aunque también confiamos en la absoluta objetividad del juez que va a entender en el tema".

"Las disculpas generan situaciones ambivalentes porque el dolor en esta instancia ha consumido tal vez cualquier posibilidad de perdón, tal vez el acto de justicia que esperamos le permita a la familia esa etapa de cerrar una persiana y empezar a vivir el duelo desde otro espacio. Hoy no podría decir que es bien recibida", finalizó.

Rojo SalvaneschiComienza este martes el juicio por la muerte de Daniel Rojo y Norma Salvaneschi

El hecho

El hecho sucedió el sábado 22 de abril de 2017 en avenida de Los Inmigrantes (camino a Plaza San Francisco), a escasos metros del acceso al barrio Chacras del Norte. Ese día, el Ford Ka que conducía Ferreri embistió a Norma y Daniel causando su muerte de manera instantánea.

La pareja circulaba cada uno en bicicletas estilo mountain bike, de sur a norte por dicho camino, mientras que el automóvil lo hacía en sentido contrario.

Tras la colisión, el Ford Ka dio un tumbo cayendo en una alcantarilla a la vera del camino; su conductor solo sufrió algunos golpes.

Por el hecho Ferreri, que manejaba alcoholizado al momento del choque, fue imputado por el delito de "homicidio culposo agravado".

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar