"Ser mamá es una elección, no un mandato", sostuvo Liliana González

Más información 20 de octubre de 2019
La psicopedagoga cordobesa consideró que el deseo fue el gran cambio para la mujer en los últimos tiempos. "Las pantallas no educan. Hay que volver a casa con ganas de estar con los chicos", dijo.
Liliana Gonzalez

En el Día de la Madre, la psicopedagoga cordobesa Liliana González see refirió a los cambios en el rol de la mujer como mamá y de la influencia de su comportamiento en el de los chicos.

En ese sentido, consideró que la transformación más importante fue adueñarse del propio cuerpo y desear, o no, ser madre. Remarcó que se "rompió" el mandato y que es una elección, por lo que "ser madre no es de naturaleza sino que es una construcción". Sostuvo que la mujer puede pasar por la sala de parto y no hacerse cargo, por lo que "no es madre aunque haya parido".

"Es fundamental que los hijos nazcan de un deseo real y legítimo. Con el deseo hay lugar para el hijo, por más que la mamá trabaje afuera o tenga que salir muchas horas, va a volver a su casa con resto para un encuentro gozoso con el hijo. Debe dejar el celular en un cajón y conectarse con él", manifestó.

La especialista en educación diagnosticó que muchas mamás jóvenes se dejaron "arrasar" por lo laboral, lo estético y lo social, por lo que tienen poco tiempo para los hijos. Invitó a lograr "un equilibrio" y destacó que los padres se tienen que convencer que "las pantallas no educan". En consecuencia de esto, "tienen que volver a sus casa con un resto de ganas para estar con los hijos".

Y resaltó: "Si se hace bien el trabajo de mamá los primeros cinco años, después se ven chicos autónomos, con muchos permisos. Si tenés un bebé y no le podés dar el pecho, con el celular en la mano, no estás fomentando esa mamá interna".

González subrayó el hecho de que cada vez se ven más enfermedades nuevas de chicos que son fruto de la crianza, como la hiperactividad. "Le dieron una pantalla a los seis meses y estimularon de más el sistema nervioso", ejemplificó.

"Estamos muy mal a nivel educación y escuela. Cada ocho minutos un alumno abandona el secundario. Las mamás somos las que trabajamos en el lenguaje, cantamos, mimamos, contamos cuentos, llenamos ese cuerpecito de palabras. Si la mamá no lo hace, lo hace el papá, pero lo tienen que hacer", concluyó.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar