En San Francisco capacitarán a profesionales para tratar a varones violentos

Local 23/01/2021
Es por iniciativa del Centro Integral de Varones, que durante 2020 triplicó su asistencia en toda la provincia. De nuestra ciudad fueron derivados 40 hombres que todavía realizan su tratamiento.
PABLO RIVAROLA CENTRO DE VARONES
Pablo Rivarola, director general del CIV.

El Gobierno de la Provincia informó que durante 2020 se triplicó la asistencia y el tratamiento a varones protagonistas de hostigamientos, agresiones, sometimientos, maltratos y otros comportamientos violentos contra mujeres.

El año pasado, fueron asistidos 1.767 hombres: el 80% residentes en la ciudad de Córdoba y el 20% restante del interior provincial. Los datos fueron brindados por el Centro Integral de Varones en Situación de Violencia (CIV), institución dependiente del Ministerio de la Mujer. La comparación fue realizada en relación a las cifras de 2019 y años anteriores. Y desde el organismo aseguraron que el motivo de esta alza de casos fue la pandemia, que generó situaciones de encierros y medidas de aislamiento durante la cuarentena.

Desde julio de 2020 ya son 40 los hombres con antecedentes de violencia de género en San Francisco que por oficios del Juzgado de Niñez, Juventud, Violencia Familiar y Penal Juvenil, a cargo de Andrés Peretti, fueron derivados al CIV para que sean contenidos y reeducados en cuestiones de género.

El director general del CIV, Pablo Rivarola, dialogó con El Periódico y admitió que “en pandemia, los varones estuvieron conviviendo más tiempo con sus familias y ese contexto favorece las conductas machistas, de violencia de género y de dominación hacia las mujeres, algo impregnado en el entorno familiar, social y cultural, que se va reproduciendo”.

-¿Cómo se abordaron los casos de varones violentos teniendo en cuenta el contexto de pandemia?

Años anteriores no veníamos trabajando con tantos casos del interior de la provincia, había situaciones excepcionales. Los varones que recibían el oficio del Juzgado, algunos se trasladaban a Córdoba al Centro de Varones para recibir atención, pero un aspecto negativo que tenía era la situación económica de muchos, que no podían trasladarse para continuar el tratamiento psicológico, social y educativo que se desarrollaban en varios encuentros presenciales. Al decretarse la cuarentena obligatoria y tras habilitarse la virtualidad, la atención telefónica que comenzamos a brindar abrió el espectro para que casi todos los varones que eran oficiados tuvieran tratamiento en el Centro. Así se comenzó a trabajar sobre sus casos de forma remota y eso facilitó mucho la intervención, con resultados muy importantes.

-¿En cuántos casos de varones de San Francisco intervino el centro?

El trabajo fuerte con San Francisco se inició con la articulación con el juzgado del doctor Peretti, allá por el mes de julio de 2020. Y hemos tenido un incremento de casos, ya hemos llegado a las 40 intervenciones, muchas de las cuales continúan en proceso porque no se trata de una única entrevista sino que es un proceso de tratamiento psicológico, social y educativo, a cargo de un equipo de profesionales (psicólogos y trabajadores sociales) que les enseña a los varones a afrontar la ira, erradicar conductas agresivas, controlarse y socializarse, entre otras cosas. El 90 por ciento de los varones que hemos recibido de San Francisco continúan en proceso de atención, porque la mayoría de ellos cuentan con medidas judiciales por tres meses que, generalmente, se renuevan por otros tres más.

¿Hay reticencia del varón a la hora de realizar al tratamiento?

Por lo general en la primera llamada sí expresan un cierto malestar porque deben cumplir una medida, están obligados; pero una vez que se explica en qué consiste y cómo se desarrolla el proceso, hay aceptación. Y luego toman al espacio como una consulta de asistencia y acompañamiento, se va generando un vínculo de comunicación y soporte con los profesionales y van entendiendo ciertas conductas. Al poder verbalizar sus situaciones ellos también van recibiendo una orientación para identificar cuándo una situación puede derivar en una conducta de violencia, cómo manejar situaciones para llevarlas a un nivel de diálogo y comprensión. Además, los varones pueden llamarnos a nosotros cuando lo dispongan durante el proceso.

PABLO Rivarola 2

¿Tienen previsto contar con un espacio físico en San Francisco?

Desde la segunda quincena de febrero desde el centro vamos a lanzar una formación específica, técnica y concreta con los referentes y los equipos que están trabajando en el Polo Integral de la Mujer, lo que va a posibilitar a los profesionales para que puedan hacer atenciones en cada uno de estos puntos, como en el caso de San Francisco. Lo que vamos a hacer nosotros desde el centro es el acompañamiento de ese tratamiento. Se va a capacitar al profesional para que comiencen con las entrevistas a los varones hasta que adquiera solvencia propia y pueda asumir todo el proceso. Más que espacio físico se requieren profesionales formados para esto, generalmente se venía trabajando en forma grupal con los varones, esto se ha limitado con la pandemia y esto se puede desarrollar en cualquier espacio, mientras tenga cierta intimidad el lugar se pueden llevar adelante perfectamente los talleres.

“Resultados alentadores”

El juez Andrés Peretti había destacado la articulación entre el organismo y el juzgado que tiene a su cargo. “Fue un logro porque esta forma de trabajo no se había habilitado para el interior provincial y si bien Córdoba capital cuenta con un lugar físico, en San Francisco todavía no tenemos un espacio. La idea es que con estas derivaciones podamos contar con uno, con gente especializada para asesorar y sobre todo reeducar a los varones”, resaltó.

Según el magistrado “los resultados son muy alentadores, ya que redujo considerablemente la reincidencia en hechos de violencia”.

Peretti comentó que el rango etario de los hombres tratados ronda entre los 30 y 40 años. “Todavía por el marco de la pandemia no podemos hacer derivaciones físicas a Córdoba, por lo tanto los profesionales del CIV se comunican permanentemente con los varones de la ciudad que están en situaciones de violencia y se les hace un seguimiento en lo que es la contención y sobre todo en la reeducación y enseñanza de cuestiones de género”, explicó.

Herramienta de protección

El Centro de Varones es una herramienta de protección a las mujeres e hijas/os víctimas de violencia, en el marco de una política pública integral y cuyas modalidades de intervención son individuales y grupales.

El teléfono de asistencia por WhatsApp es el 351 3070929.

Si sos víctima de violencia de género, llamá al 144. Línea habilitada todos los días, durante las 24 horas.

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar