Los gremios, con diferentes sensaciones en el cierre del año

Palabra Gremial 20/12/2020
Algunos celebraron lo obtenido en paritarias en un año difícil, otros asumen que es bajo el porcentaje acordado con la patronal y en algún caso pretenden abrir la negociación en lo que resta de diciembre.
metalurgico

Diferentes son las sensaciones en los gremios locales tras el cierre de un año complicado y signado por la pandemia del coronavirus. Si bien en todos los casos las negociaciones se dilataron antes el escenario de crisis sanitaria y económica, algunos sectores mostraron crecimiento lo que terminó redundando en mejoras salariales que convencieron a la dirigencia gremial. En otros casos, aseguran debieron conformarse con lo acordado con la patronal.

La Unión Obrera Metalúrgica pactó a inicios de diciembre un aumento salarial de 39,6%, con ocho meses de demora en la paritaria y sólo un monto fijo de $ 6.000 vigente desde agosto como única recomposición en lo que llevaba el año.

El acuerdo cerrado entre el gremio y las cámaras de la actividad tras meses de negociaciones se organizó con un primer incremento formal de 29,6% en enero y el 10% restante a partir de febrero. La escala salarial que surgirá de ese ajuste regirá hasta el 31 de marzo.

Para Aníbal Tisera, secretario general de la UOM, seccional San Francisco, remarcó que lo acordado “no deja de ser un aliciente en el cierre del año dada a la situación de pandemia y la situación de crisis económica; cabe recordar que estábamos por el piso”, dijo.

El sindicalista celebró el acuerdo indicando que ningún metalúrgico que ingrese a un establecimiento fabril “deberá ganar menos de 40 mil pesos para el 1 de enero, y no menos de 44 mil para febrero; eso es importante ya te abre el mínimo de referencia que venía siendo de 28 mil pesos. Por esto prevemos que las otras paritarias se encararán de otra forma”, analizó.

Sobre la actividad, Tisera señaló que las empresas hoy tienen una mejor perspectiva y que varias fueron tomando personal en los últimos meses. Además remarcó la vuelta de horas extras, las que calificó como “necesarias”: “Hay mucho trabajo, el 92 por ciento de las empresas tiene trabajo y el 70 por ciento está dando extraordinarias”, dijo y aclaró que el momento que hoy vive la industria era impensado en los primeros meses de cuarentena: “Hubo empresas paradas los tres primeros meses. Hoy están trabajando todos y no hay pedidos de suspensiones”, resaltó.

Por otra parte, uno de los gremios que siempre se destaca por llegar a buenas negociaciones es la Asociación Bancaria (AB) que acordaron el mes pasado un 8% más de aumento salarial, que se abonará 4% en noviembre y 4% en diciembre, y que implica una mejora anual del 34 por ciento en los haberes, destacó Francisco Muratore, sanfrancisqueño que integra el secretariado nacional del gremio en el rol de prosecretario de Acción Social y Deportes.

De esta manera, se elevó el salario inicial a 75.192 pesos en noviembre y a 77.506 pesos a partir de este último mes del año.

No les alcanza

Los trabajadores del sector panadero, aseguran, son uno de los más afectados ya que no hay conformidad con el acuerdo sellado.

Claudio Rivolta, al frente del Sindicato de Panaderos que abarca el departamento San Justo y Río Primero de Córdoba, indicó en diálogo con El Periódico que el arreglo acordado no es lo pretendido: “Deberíamos haber arreglado en abril de este año pero todo se demoró hasta septiembre. Estaban los 4000 pesos del DNU que pasaron al básico y arreglamos un 17 por ciento dividido en cinco etapas, no remunerativo, hasta marzo del año que viene. Ahí pasa recién al básico”, explicó.

“La verdad el arreglo forma parte del límite que nos puso el Ministerio de Trabajo, de no superar el 30 por ciento y en total llegamos a poco más del 29 por ciento”, agregó Rivolta.

En marzo, este sector como la mayoría volverá a negociar paritarias: “No tenemos una fuerza tan grande como otros gremios, para los panaderos es difícil parar o llevar adelante medidas de fuerza y ante lo que viene trataremos de sacar lo mejor posible”.

panes

Rivolta aclaró que fue duro el primer mes de cuarentena para el sector, pero aseguró que ras ello vino un repunte: “El trabajo del panadero es sacrificado, duro; cuando todos duermen el panadero trabaja… sábado, domingo, feriados y más allá de 42 horas semanales hacen un extra porque el sueldo no alcanza”, manifestó.

Este sector en la ciudad cuenta con 200 afiliados aproximadamente, aunque alrededor de un 45 por ciento se encuentra dentro de la informalidad.

Municipales vuelven a negociar

El Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem) anunció que volvió esta semana a pedir la reapertura de paritarias, al considerar que quedaron atrás ante el contexto inflacionario: “Se disparó demasiado la situación inflacionaria y si no pedimos algo más ahora en diciembre será muy difícil el año que viene y se va a juntar. El pedido que hicimos es achicar la brecha”, indicó a este medio Víctor Lescano, quien conduce el sindicato.

El Suoem cerró en un 19 por ciento y ahora iría por un 8 o 10 por ciento más con el fin de achicar el margen el año que viene: “Hay una proyección este año del 35 por ciento”, dijo Lescano.

Por otro lado, el sindicalista explicó que en el mes de enero se producirá el pase a planta permanente de unos 40 contratados, algo sellado tiempo atrás con el Ejecutivo Municipal. Cabe recordar que son más de cien los trabajadores incluidos en el convenio firmado entre ambas partes.

Otros gremios

En noviembre, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc) aprobó la propuesta del Gobierno de Córdoba de aumento salarial para el último trimestre del año.

La oferta del Gobierno aprobada establecía un 9% de aumento remunerativo con impacto en las jubilaciones, en tres partes: 4,5% con el salario de octubre, 2% con los haberes de noviembre y 2,5% en enero.

La suma totaliza un aumento promedio para todas las posiciones de 25% desde enero de 2020, a lo que se le suma el doble incentivo logrado a través de la Paritaria Nacional Docente.

Por el lado del Comercio, el gremio y las cámaras limaron diferencias y firmaron el acuerdo salarial que ronda el 31% de incremento. Incluye una suma fija de $5.000 mensuales en forma retroactiva al primero de octubre último y se extenderá hasta fines de marzo próximo, cuando vence la paritaria anual.

 

 

 

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar