Complejo Procrear San Francisco: ¿cuál es la traba por la que no se adjudican todavía las viviendas?

De las 432 unidades habitacionales que se construyen al sur de la ciudad, la mitad están casi terminadas. Las obras de infraestructura también. Sin embargo, trámites burocráticos y falta de actualizaciones en los precios frenarían su adjudicación.
casas
En un 95 por ciento se encuentran avanzadas las mitad de las viviendas construidas.

En San Francisco existen 432 viviendas en la zona sur que deberían haber sido entregadas en el marco del Plan Procrear. Hoy, la mitad de ellas tiene un avance del 95 % aseguran tanto desde Uocra como desde la Municipalidad. Además, las obras de infraestructura como cloacas, agua, iluminación, entre otras, se encuentran finalizadas. Pero pese a que existe, como en el resto del país, un importante déficit habitacional en la ciudad, las viviendas siguen sin habitarse, estando en muchos casos equipadas. Una ironía.

Este número de casas estaría contemplado dentro de las 11 mil terminadas -o a punto de terminarse, pero sin ser entregadas-, que el presidente Alberto Fernández dice haberse encontrado al inicio de su gestión. Parte de ellas se fueron adjudicando en septiembre y pasará lo mismo en octubre.

Claro que la pandemia hizo lo suyo este año, complotando contra el deseo del intendente Ignacio García Aresca a inicios de marzo de entregarlas en julio de este 2020. La idea era adjudicar 232 que están casi listas, siguiéndoles luego las 200 restantes que están avanzadas entre un 60 y 70 %.

Su entrega es muy esperada por una gran cantidad de familias de San Francisco. Para tener una idea del déficit habitacional local hay que retrotraerse al año 2013, cuando se sortearon los terrenos del loteo municipal Brisas del Sur y en el que se anotaron aproximadamente tres mil personas.

En septiembre pasado, se cumplieron seis años del inicio de la construcción de este complejo en barrio La Milka, sin embargo no hay certezas todavía de cuándo se abrirán las inscripciones para luego sortearlas.

Intenciones

Martín Gill, secretario de Obras Públicas de la Nación –intendente de Villa María en uso de licencia- definió a la demora en la finalización de este complejo como “algo inexplicable”.

Consultado por El Periódico, el funcionario nacional adelantaba que iba a existir una línea concreta del Gobierno para culminar esas obras. “Es un crimen que exista esta cantidad de viviendas inactivas con la demanda habitacional que existe”, lamentaba.

Pese a ello, fuentes de la Nación indicaron a El Periódico que hubo una comunicación entre el Gobierno y la Municipalidad en los últimos días, manifestando la intención de conocer cuál es el escenario en San Francisco respecto a estas viviendas y agilizar la entrega al menos de las que están casi listas.

Por el momento, se espera la presentación de la planimetría de obras concluidas para que se apruebe el loteo donde se levantaron las unidades habitacionales, tarea que debe hacer la empresa que se encarga de la ejecución. Aunque en este punto podría existir una traba causada por la redeterminación de precios, es decir su actualización.

Cabe destacar que el nacimiento de este complejo tiene cuatro patas: la Municipalidad como aportante del terreno, la Nación que envía los fondos para su construcción, la empresa que lleva adelante la obra y el banco Hipotecario (de donde salen los fondos) quien debe llevar adelante el sorteo, calificar a los potenciales beneficiarios y luego recuperar la inversión por medio del cobro de las cuotas.

No obstante, ante el avance de la obra la Nación vería con buenos ojos poder al menos entregar las viviendas que están en condiciones de ser habitadas. Es por ello que pidieron un informe al municipio.

Volver a la obra

En el medio de la cuestión burocrática se encuentran los trabajadores de la construcción. Julio Díaz, quien está al frente de la delegación San Francisco de Uocra, lamentó que desde mediados de marzo la obra se encuentre totalmente frenada, pese a que en el medio de la cuarentena hubo flexibilizaciones para volver a la actividad.

“Aparentemente la empresa tiene todo en regla para comenzar a trabajar, supongo que falta alguna decisión a nivel banco Hipotecario que es el principal aportante del fideicomiso”, indicó ante la consulta de este medio.

“En un 95 por ciento, la mitad de las casas están avanzadas y casi listas para entregarse. Es una pena que en nuestra ciudad, con la necesidad habitacional que existe, no se puedan entregar”, agregó.

casas1
La segunda parte del complejo cuyas casas presentan menor avance de obra. 

Para el gremio, una obra de esta envergadura significa “un pulmón que oxigena la mano de obra local”, siendo “fundamental en estos momentos” de crisis económica fuerte. Cabe recordar que hasta 60 trabajadores llegaron a cumplir tareas en un mismo momento, siendo el 80 % de ellos de la ciudad.

Déficit habitacional y desidia estatal

El déficit habitacional en nuestra ciudad es grande. Los últimos planes ejecutados son los de barrio Ciudad, donde se levantaron 400 viviendas, y luego otras 95 en un sector de barrio Parque, gestionados en el gobierno municipal del radical Hugo Madonna y terminadas y entregadas las casas durante el primer mandato del justicialista Martín Llaryora.

Tras ello, el municipio comenzó a adquirir tierras y a vender lotes a un precio menor que los del mercado, con la premisa de que los sanfrancisqueños puedan empezar a soñar con la casa propia. En ese marco, se adquirieron terrenos entre los años 2011 y 2012 al sur de nuestra ciudad, los que fueron entregados a la Nación para que se levanten 432 viviendas del Plan Procrear.

El movimiento de suelo inició en septiembre de 2014, época lluviosa por entonces, lo que fue atrasando los trabajos. Ya en 2015 se normalizó la situación y tras algunos vaivenes y conflictos con las empresas constructoras, las casas se fueron construyendo a un ritmo lento. También influyó el contexto económico nacional, la devaluación del dólar y demás situaciones.

Un informe del estado de situación de las viviendas de Procrear que realizó la gestión de Alberto Fernández a inicios de este año, consignó que "desde 2012 a 2015 se otorgaron 196.000 créditos para la construcción de viviendas y Desarrollos Urbanísticos, y en la siguiente gestión (Mauricio Macri) entre 2016 y 2019, solamente 11.521".

Pero a partir de 2016 y por cuatro años solo se puso en marcha el 10 por ciento de la capacidad del Estado para afrontar problemas de vivienda, lo que en el informe se planteó como un "proceso de desguace de las capacidades y programas estatales".

El reporte también sostuvo que "las viviendas que ya estaban listas no fueron entregadas a las familias que las estaban esperando por falta de decisión política y sensibilidad social. Durante la gestión de Cambiemos miles de familias de todo el país no recibieron su vivienda por desidia y abandono de obras", remarcó.

Tipologías

Las viviendas de nuestra ciudad cuentan con tres tipologías de uno, dos y tres dormitorios, además de locales comerciales y posiciones en altura. Las mismas se entregarán con equipamiento estándar en la cocina y en los baños, aberturas de aluminio, todas pintadas con protecciones en las de mayor nivel.

161027PAPEL_MG_66373Procrear: con la línea de construcción el valor estimado de una casa será de casi $3 millones

Más de El Periódico

Newsletter

Te puede interesar