Morteros: su hijo la atacó con agua hirviendo y está grave

Policiales 06 de julio de 2020
La mujer fue trasladada al Instituto del Quemado de la ciudad de Córdoba. La hermana contó cómo fueron los hechos.
jleyes_quemados_

Una mujer de 36 años se encuentra grave luego de ser quemada con agua hirviendo en la noche del sábado, aparentemente por su hijo menor de edad, de 15 años.

La víctima fue identificada como Sandra Montiel, quien fue trasladada al Instituto del Quemado de la ciudad de Córdoba, tras permanecer en primer instante en el hospital de esa localidad “José Sauret”. Desde el nosocomio informaron que este sábado por la noche la mujer arribó presentando lesiones graves con quemaduras con agua hirviendo en su pecho y brazo derecho, por lo que fue internada y curada, aunque su estado empeoró al padecer una falla renal. Por este motivo la trasladaron a la Capital.



Nadia, hermana de Sandra, explicó en diálogo con Canal 50 de Morteros que se enteró ya en la madrugada del domingo sobre lo ocurrido: “Mi hermana salió del trabajo y se encontró a su expareja, lo invitó a tomar unos mates a su casa. Pero su hijo no quiere que ellos tengan contacto. Sandra me contó que ella calentó el agua, tomó un solo mate y apareció su hijo. Se le paró en frente y le arrojó el agua hirviendo en el cuerpo. Ella no lo miró a la cara porque tuvo muchos episodios de violencia y sabía que algo malo iba a suceder”, narró.

La mujer agregó que su hermana gritaba desesperaba y se sacó la ropa que estaba pegada a su cuerpo, aunque no habría querido que la lleven al hospital: “Tuvo que ir la Policía a llevarla al hospital porque ella no quería. Yo estoy segura que si la Policía no intervenía ella hoy iba a ir a trabajar como si nada, todo para no denunciar a su hijo”, remarcó.

Nadia comentó que no es la primera vez que su hermana sufre agresiones y maltratos de parte de su hijo, en este caso mayor: “Hace un mes que Sandra consiguió trabajo y una garantía para alquilar un lugar para ella y para darle una mejor vida a sus hijos. Tiene dos niños, uno de 15 y otro de 10. El hijo mayor siempre se enojaba y la dejaba afuera por horas, le sacaba su plata o le rompía la ropa. Ella me dijo que después de quemarla él se reía”, agregó la entrevistada.

“Nosotros le dijimos que pida ayuda, que no estaba bien lo que le hacía su hijo. Pero nunca pensamos que iba a llegar a tanto. Sé que la Justicia actuó de oficio y debemos ir a declarar; él está con un familiar y va a actuar el Juzgado de Menores. Pero verla a mi hermana en ese estado, tan desesperada, tan triste, es muy doloroso”, finalizó Nadia.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar