Un veterano de las Fuerzas Armadas de Irlanda, tuvo la idea de jugarle una última broma a su familia y amigos el día de su funeral. Shay Bradley, grabó un mensaje que se emitió justo en el momento en que se iba a enterrar el cajón que hizo reír a todos los presentes en Kilmanagh, provincia de Leinster, Irlanda.

Uno de sus familiares, decidió grabar un video y publicarlo en Facebook. La historia se hizo viral gracias a que el Daily Mail replicó la historia en sus redes.

"Hola, hola. Déjenme salir", arranca la grabación. En el audio, se pueden escuchar también golpes de madera, como si Bradley realmente quisiera salir de su ataúd. "¿Dónde diablos estoy? Dejenme salir, está muy oscuro aquí. Soy Shay, estoy en la caja", continúa el audio."Estoy muerto" y canta una canción que termina de despertar la risa de todos.

El veterano falleció el pasado 8 de octubre tras una larga enfermedad y, gracias a su complicidad con su hija Andrea, pudo jugar su última broma.

La mujer contó en redes sociales que el mensaje se difundió con un altoparlante en el lugar y que a su papá "le encantaría saber a cuánta gente hizo reír. Era un personaje increíble".

Fuente: Cadena 3