Nueve pingüinos magallánicos, un ave considerada en situación de casi amenaza por la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza, regresaron al mar en San Clemente del Tuyú tras recuperarse de desnutrición y otros cuadros.

Los ejemplares habían sido socorridos por biólogos del Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino, que hace una semana habían hallado una ballena muerta en la misma zona. Algunas de las heridas con las que fueron encontrados podrían haber sido ocasionadas por el contacto humano.

Al tratarse de aves que viven en grupos, cuando un ejemplar llega al Centro de Rescate de Mundo Marino permanece allí hasta que logra adaptarse a otro grupo formado por pingüinos también rescatados, junto al que posteriormente regresa al mar.

Al menos 2600 ejemplares fueron rescatados de los cuáles el 80% pudo rehabilitarse y regresar al mar.

Los expertos de la Fundación aclaran que los pingüinos no suelen salir a estas playas y si lo hacen significa que requieren ayuda. Ante esa situación se recomienda comunicarse de manera urgente con personal idóneo, no mojarlos, no tocarlos, no alimentarlos y alejar a los curiosos.

Fuente: La Nación