El gobierno nacional -representado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y por los principales funcionarios del área económica- ratificó que uno de los ejes del Presupuesto 2021 apunta a lograr que los "salarios le ganen a la inflación" e insistió en que no habrá limitaciones para las negociaciones paritarias, al mantener este miércoles una reunión con representantes de gremios y sindicatos en Casa Rosada.

Según afirmó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el encuentro -el primero de una ronda que incluirá diálogo con otros actores de la economía nacional- busca "generar las conductas y las políticas necesarias" para que salarios y precios "converjan" dentro de las estimaciones del presupuesto nacional.

El funcionario reiteró que las reuniones impulsadas por el gobierno no tienen por objetivo la firma de un "contrato" sino que apuntan a establecer "acuerdos políticos".

"Tenemos un proyecto económico y lo que hacemos es tener charlas con los actores económicos", observó Moroni, quien añadió que la idea es establecer una "periodicidad" en las reuniones para seguir el pulso de esas variables.

Por los sindicatos, el vocero ante la prensa acreditada fue el secretario general de la CGT y del sindicato de la Sanidad, Héctor Daer, quien afirmó -coincidentemente con la versión gubernamental- que la búsqueda es "la recuperación del salario, bajar la inflación y generar las condiciones políticas para acompasar todo con los valores del presupuesto".

Sin embargo, otros sindicalistas advirtieron que se debe prestar atención a la reunión que el Gobierno llevará adelante el jueves con el sector empresarial, que, según entienden, "veladamente" apuesta a erosionar la gestión de Alberto Fernández con un discurso de "libremercado". (Télam)