Diego Loscalzo, el sospechoso de haber asesinado a su exesposa y a otras cuatro personas en la localidad bonaerense de Hurlingham el domingo por la noche, fue detenido este lunes por la tarde en la autopista Córdoba-Rosario, a la altura de la localidad de Río Segundo.

La Policía Caminera de Córdoba venía esperando al colectivo que había partido desde Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, hacia Córdoba, ya que tenía el dato de la presencia de "El Chino" en la unidad. Por eso, esperó el paso del vehículo y lo detuvo, para luego realizar el control y dar con el sospechoso, que se había escondido en el baño y había intentado deshacerse de su DNI.

"Hicimos un control a la altura del puente de Río Segundo. Ya estábamos avisados que estaba viniendo para Córdoba. Se controló a un colectivo de la empresa General Urquiza, el interno 3907, y dimos con el asesino", dijo el comisario Adrián Delgado, jefe de la Policía Caminera.

El operativo se produjo alrededor de las 14. Fuentes policiales confirmaron a La Voz del Interior que el detenido fue trasladado a la comisaría de Río Segundo. En un principio se especuló con que iba a ser trasladado directamente hacia la provincia de Buenos Aires esta misma noche, pero al parecer primero será enviado a la ciudad de Córdoba.

El colectivo fue requisado por completo en la comisaría de Río Segundo para intentar dar con el arma, pero no fue hallada.

Detuvieron en Río Segundo al autor de la masacre de Hurlingham

En el baño

Una mujer que viajaba en el colectivo contó que cuando la Policía paró la unidad y la sometió a control, sobre la autopista, ese pasajero se introdujo en el baño de la unidad. "Yo le avisé a la Policía que había alguien en el baño que me parecía muy nervioso", indicó. El jefe policial Delgado dijo que el sospechoso "no se resistió", agregó Delgado. "Estaba solo. Desconocemos si algún otro pasajero lo acompañaba".

El domingo por la noche, Loscalzo habría asesinado a cinco personas y además, dejó heridas a varias más, y hasta le hizo perder el bebé a una de las víctimas que estaba embarazada.

El bebé nació sin vida

Por otra parte, médicos del Hospital Posadas que recibieron a tres de los heridos por la masacre, aseguraron hoy que el bebé de 9 meses que llevaba en el vientre una de las víctimas murió de un balazo que lo atravesó.

Según el parte médico del Hospital Posadas, uno de los tres balazos que recibió Mónica Beatríz Lloret (35) "perforó el útero e hirió mortalmente al feto, quien presentaba orificio de entrada y salida del proyectil".

Detuvieron en Río Segundo al autor de la masacre de Hurlingham