El ex jefe de Ejército durante el gobierno kirchnerista, César Milani, quedó detenido este viernes en La Rioja al presentarse a una declaración indagatoria en la causa que investiga los secuestros de Pedro Olivera y de su hijo Ramón Olivera, ocurridos en esa provincia en marzo de 1977.

Tras tres horas de declaración, el juez Daniel Herrera Piedrabuena determinó la detención de Milani, según fuentes judiciales y de la querella.

En marzo de 1977, Pedro Olivera fue secuestrado en su casa y permaneció desaparecido durante dos días, en los que dijo haber sido torturado. Luego lo liberaron en la puerta de su casa y se llevaron a su hijo, Ramón Olivera, quien corrió la misma suerte durante diez días.

A Milani se lo acusa de haber estado presuntamente involucrado en los secuestros cuando era un joven oficial en el Batallón 141 de Ingenieros de La Rioja.

"Estamos contentos. Esperamos que la decisión del juez sea mantener la prisión preventiva", sotuvo Ramón Olivera minutos después de que se conociera la noticia en diálogo con el canal de noticias TN.

César Milani declaró en sede judicial por segunda vez en la semana, luego de que el miércoles se presentara en Tucumán en la causa que investiga la desaparición del soldado Alberto Ledo mientras cumplía con el servicio militar en junio de 1976 y estaba bajo las órdenes del general retirado.