La Cámara de Diputados rechazó este miércoles por 138 votos contra 95, y tres abstenciones, la expulsión del diputado Julio De Vido, al no alcanzarse el respaldo de los dos tercios de los miembros presentes del cuerpo, en una sesión especial donde hubo encendidos debates sobre las denuncias de corrupción en la obra pública durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. 

De Vido fue salvado de su exclusión con el respaldo de los legisladores del Frente para la Victoria y sus tres aliados, y otras bancadas escindidas del kirchnerismo como el Movimiento Evita, y los sindicalistas Omar Plaini y Héctor Daer. En este contexto también apoyaron al ex ministro K, el Frente Cívico de Santiago del Estero que responde a Gerardo Zamora, Compromiso Federal, que conducen los hermanos Rodríguez Saá, y media docena de diputados del bloque Justicialista.

También fue voto favorable a De Vido de los diputados de izquierda, Pablo López, Natalia González y Soledad Sosa, y de Alcira Argumendo de Proyecto Sur, en tanto que se abstuvieron Juan Carlos Giordano,Natalia González y la justicialista Silvina Frana.

Así, el exministro del kirchnerismo, a quien querían echar por "indignidad" seguirá ocupando su banca en Diputados.

Inhabilidad

Cambiemos intentó excluir por "inhabilidad moral" a Julio De Vido, que se defendió en soledad de los cuestionamientos, por estar acusado en más de un centenar de causas judiciales y con cinco procesamientos.

La iniciativa de Cambiemos, con el apoyo del massismo y sectores del peronismo disidente, recibió 138 votos a favor, en tanto que 95 diputados del Frente para la Victoria, la izquierda y de otros bloques de la oposición votaron en contra, sobre 236 legisladores presentes, bajo la presidencia de Emilio Monzó.