El jefe de la departamental Punilla, Ángel Costero, fue separado de su cargo en las últimas horas tras la muerte de Franco Amaya, el joven que perdió la vida alcanzado por una bala que disparó el policía Rodrigo Velardo Busto. Costero fue pasado a licencia por orden policial, mientras se sustancia un sumario interno.

Jorgelina Gómez, fiscal que investiga la causa, dijo en comunicación con Cadena 3 que el Ministerio Público "no tiene inferencia en esta decisión". "Son decisiones tomadas a nivel institucional (…) Lo determinan los organismos a cargo de estos policías", indicó la fiscal.

El joven Franco Amaya murió en la madrugada del miércoles baleado en un control policial en Villa Carlos Paz. Por su muerte, el agente Rodrigo Velardo Busto está preso en Bouwer, imputado por homicidio agravado.

El compañero de Busto que lo acompañaba esa noche, José Ezequiel Villagra, de 23 años, quedó imputado por incumplimiento de los deberes de funcionario público, aunque permanece en libertad.

Piden detener a oficial

El abogado Carlos Nayi le solicitó a la fiscal Jorgelina Gómez que Villagra sea detenido al ser el oficial que estuvo a cargo del operativo.

En diálogo con Radio Universidad el letrado querellante indicó que en el joven de 18 años "no había actitud evasiva, no había superado el control, no estaban en fuga ni tampoco la policía estaba en alerta por un hecho delictivo".

Fuente: Día a Día / Cba24n.com