La gestación de la actual Clínica de Especialidades “Enrique J. Carrá (h)” data de 1945 cuando cuatro médicos foráneos se asentaron en San Francisco con el objetivo de crear un centro de medicina.

La idea de sus fundadores de simbolizar los momentos de guardia con cruces azules le dio el apodo al centro, la histórica “Cruz Azul”.

La historia se remonta a la unión de los doctores Pedro Pozzi (pediatra), Justo Minuzzi (otorrinolaringólogo), José Verdiel (traumatólogo) junto con Enrique J. Carrá (cirujano). Los cuatro se dividieron los turnos de guardia, algo que la gente podía saber si estaba activo por la luminosidad azul de estos objetos en el frente.

A raíz del proyecto de modernización del edificio iniciado meses atrás, las cruces azules quedaron incluidas entre los ítems a evaluar y se decidió rendir un homenaje a aquellos pioneros manteniendo el símbolo.

Con la colocación se retomó la vieja costumbre de aquellos cuatro doctores de mantenerlas encendidas durante la noche, simbolizando la permanente atención en este lugar.