Según una investigación de la Universidad de Maine, en Estados Unidos, hay una relación directa entre el chocolate y ciertas funciones cerebrales. Además, la ingesta de cacao mejora la velocidad con que el cerebro procesa todo tipo de información y además, aumenta la memoria. El estudio se realizó en mil casos de adultos sanos.

Mejoras

Según los resultados, aquellos que comieron chocolate al menos una vez por semana, mejoraron su rendimiento cognitivo. Los resultados estadísticos demuestran que aquellos que no comieron nunca o rara vez chocolate sobre los meses registrados, obtenían peores puntajes en sus pruebas.

Todos los derivados del cacao contienen flavonoides, presentes en gran cantidad de otras comidas y que traen grandes beneficios en la salud, principalmente por sus propiedades antioxidantes.

Por lo general, los flavonoides ayudan a reducir las inflamaciones, mejoran la salud de las arterias y combaten el envejecimiento mediante la prevención y reparación del daño celular. De allí que mejore el funcionamiento cognitivo y acelere los procesos mentales.

Negro

El chocolate que hace bien es el negro. Cuanto más negro, mejor. Los que están mezclados con leche o son semiamargos contienen mucha azúcar que tiene otras consecuencias en la salud. El chocolate blanco, totalmente descartado. El mejor momento del día para comer chocolate es la mañana.