Tres autos fueron aplastados este martes luego de que una pared se desplome al vacío por los fuertes vientos que azotaron durante la madrugada a la ciudad de Córdoba.

El hecho ocurrió en un galpón ubicado en Altas Cumbres al 4.000, en el barrio Cárcano.

Marcelo, el propietario del galpón, dijo a Mitre Córdoba que se dedica a comprar autos chocados y venderlos reparados. Afortunadamente, nadie resultó lesionado.