Las estafas a través de redes sociales o llamados telefónicos son moneda corriente y las modalidades van cambiando y hasta se perfeccionan con el paso de los años, pese a la difusión que se hace de estos casos. Ahora, en Córdoba se detectaron varios casos de un nuevo tipo de estafas que seguramente se aplicará en muchos otros puntos del país y está vinculado a un engaño por roturas en vehículos. 

En estos casos, las víctimas se encuentran con que algún elemento de su automóvil o moto fue dañado, como un espejo o uno de los cristales, y una nota que advierte del hecho y deja un teléfono de contacto, ya que asegura tener seguro para cubrir el siniestro. A partir de eso, una vez que se contactaron al número que dejó el estafador comienza a recibir llamados telefónicos con el ardid de que se trata de la compañía de seguro y allí comienza a pedir datos bancarios para consumar el robo. 

Según informó Cadena 3, desde la asociación que agrupa a los productores de seguro corroboraron varios casos en los que, tras un choque o rotura del vehículo en la vía pública, conductores se encuentran un papel con un número de contacto y la promesa del responsable del daño para hacerse cargo a través de su seguro.

Un audio que se volvió viral a través de WhatsApp narró la triste experiencia de una mujer que cayó en una estafa. En el mensaje se relata: “Les quiero contar que a una amiga mía le rompieron el vidriecito retrovisor del auto, le dejaron un papelito en el que decía celular y la frase 'llámame, disculpa, tengo seguro, me hago cargo'”. 

La mujer contactó al número proporcionado y fue llamada posteriormente por alguien que afirmaba ser representante de la compañía de seguros. Después de seguir las instrucciones dadas y proporcionar información bancaria, se dio cuenta de que su cuenta había sido hackeada y vaciada.

No dar datos

Marcos Spaccesi, presidente de la Asociación de Productores de Seguros de Córdoba, alertó sobre esta nueva modalidad delictiva "Le aconsejamos siempre a los clientes que no pasen ningún dato de más", subrayó, y recalcó la importancia de no dar ninguna clave o código personal por teléfono para evitar ser víctima de este tipo estafas.

La recomendación general ante este tipo situaciones es comunicarse directamente con el productor del seguro antes de iniciar cualquier conversación con desconocidos. Los estafadores pueden enviar links fraudulentos bajo la apariencia legítima de ser un productor de seguros. Al entrar a estos links, los usuarios corren el riesgo de ser hackeados.

Crecen los casos

El fiscal del Cibercrimen en Córdoba, Franco Pilnik, dialogó con Cadena 3 y alertó de que crecen este tipo de modalidades de estafa en la región. 

"Hace un par de semanas entraron numerosas denuncias con supuestos descuentos de Netflix, por ejemplo, y ahora esta de alguien que con buena voluntad ofrece reparar algo que te habría roto del auto en un supuesto evento de tránsito", explicó el fiscal. "Son todas excusas para contactarse con la gente y mediante algún tipo de engaño, requerir algún código, alguna contraseña o que descargues alguna aplicación que termina permitiendo que ingresen a tus cuentas bancarias y las puedan vaciar".

Pilnik destacó dos señales recurrentes en estos casos: el apuro por parte del interlocutor y la solicitud de códigos o contraseñas. "Nunca entregarle ningún código ni el que uno sabe ni el que uno tiene", recomendó. También sugirió leer bien los mensajes recibidos antes de tomar cualquier acción.

En cuanto al combate contra estas estafas cibernéticas, el funcionario judicial informó: "Cada persona que realiza una denuncia en una unidad judicial es comunicada a la Fiscalía y desde allí se tramitan no solamente los pedidos de bloqueos de las cuentas destino sino también la identificación de las personas involucradas". Además mencionó juicios llevados adelante este año con personas resultantes condenadas por este delito.

Sin embargo, tiempo atrás había advertido a El Periódico que se trata de casos muy difíciles de resolver, por la rapidez en que mueven el dinero entre distintas cuentas que utilizan de “mulas”.

El fiscal destacó la importancia de la prevención y recomendó a las víctimas comunicarse inmediatamente con su banco. "A veces se pudo recuperar el dinero con una advertencia oportuna", dijo.