La guardería municipal Maestro Aguirre fue blanco de la rotura de un vidrio, hecho que fue constatado ayer por la mañana por una trabajadora que recién llegaba al lugar, indicó la Policía.

De acuerdo a fuentes policiales, cerca de las 6.40 los efectivos tomaron conocimiento por parte de la cocinera de la guardería, ubicada sobre San Lorenzo al 700, de que un vidrio de la ventana que se encuentra a la altura del techo estaba roto. De todas maneras, no se constataron faltantes.

Se iniciaron averiguaciones.