Fuentes policiales informaron a El Periódico que la víctima la había estacionado sobre las calles calle Trigueros y Belgrano, a metros del colegio Bailón Sosa, a la hora 11, y que pasadas las 13, cuando se disponía a volver no estaba más en ese lugar. Si bien la Policía montó un operativo para dar con el vehículo, hasta el cierre de nuestra edición no había tenido éxito.