A través del Área de Equidad y Asistencia a la Mujer, Niñez, Adolescencia y Familia, la Justicia provincial busca dar contención a la familia que sufrió el trágico incendio ocurrido esta madrugada en Arroyito, que dejó como saldo el fallecimiento de una adolescente de 16 años y su bebé de dos meses.

Si bien desde Fiscalía se excusaron por el momento de dar más detalles del caso hasta tanto avance la investigación, desde la Departamental San Justo de Policía informaron que el siniestro ocurrió pasadas las 4 en una vivienda ubicada en Castro Barros y Belgrano, donde se encontraban la joven de 16 años y su beba, quienes fallecieron, además de dos varones de 12 y 14 años y otra mujer de 14, que fueron atendidos en un centro de salud a raíz de la inhalación de gases tóxicos.

Desde el Área de Niñez indicaron que trabajan para darle protección a los menores de esta familia que sufrió el fatal siniestro.

Se trabaja para establecer el vínculo entre estas personas, aunque este medio pudo saber que se trataría de tres hermanos, de la bebé de una de las adolescentes y del novio de una de ellas. Los menores no vivían solos, sino que residían con su mamá, que anoche, ocasionalmente, no se encontraba en el lugar.

De acuerdo a lo que se pudo saber por fuentes judiciales, en la vivienda se estaban llevado a cabo algunos arreglos a raíz de un desperfecto eléctrico, aunque las causas del siniestro están siendo investigadas por estas horas por Bomberos de Córdoba, que se encontraban aun efectuando las pericias correspondientes.

La Justicia trabaja en este momento para contactar a los padres de los menores. Según explicaron, los chicos "están bien" y se esperaba poder ubicarlos en la casa de un familiar en Santiago Temple.