Dos integrantes de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) de San Francisco fueron "licenciados por tiempo indeterminado" y por ahora, se desconocen los motivos. 

En medio de un fuerte hermetismo se separó de la Fuerza al oficial principal Nicolás Vidal, jefe de la delegación local, y a su ayudante, el sargento Pablo Fontana. 

La decisión fue comunicada desde la jefatura de la FPA a nivel provincial y fue tomada por su propio titular, el comisario inspector Francisco Adrián Salcedo.

Los policías desplazados se incorporaron a la FPA en 2015, cuando ésta desembarcó en San Francisco. Anteriormente habían prestado servicio en la Departamental San Justo y en el Comando de Acción Preventiva, respectivamente.