Un joven de 21 años que participó del asalto y homicidio del empleado de Rolando Margaría en nuestra ciudad, resultó en las últimas horas condenado en Rafaela al haber participado de un robo a mano armada sucedido en febrero de este año en Frontera.

Se trata de Ary Manuel Sánchez, quien recibió cinco años de prisión de cumplimiento efectivo, en una investigación que llevó adelante el fiscal rafaelino Guillermo Loyola, informó el diario La Opinión. 

Quien impuso la condena fue el juez Javier Bottero en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos y que se llevó a cabo el lunes pasado en la sala número 1 de la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), que funciona en los tribunales de Rafaela.

Sánchez fue condenado como autor del delito de robo calificado por lesiones graves y por el uso de arma de utilería. El joven, con domicilio en San Francisco, se encontraba detenido en la Alcaidía de la Unidad Regional V de Rafaela.

La particularidad de este robo es que ocurrió luego de que Sánchez fue enjuiciado como uno de los responsables del crimen de Margaría, el empleado de Epec de nuestra ciudad; por ese entonces transitaba en libertad sus días.

El hecho de robo por el que fue condenado ocurrió el lunes 25 de febrero a las 19.30 aproximadamente, en compañía de otro joven que no pudo ser identificado interceptaron a un chico que había estacionado su moto en la esquina de las calles 5 y 78. Allí le exigieron la entrega de la moto y de su teléfono celular amenazándolo con un arma de fuego, que finalmente resultó ser de utilería.

Sánchez, según la Justicia de San Francisco, fue declarado responsable del homicidio, aunque no recibió pena. Sí por el término de 18 meses debía estar bajo medidas tutelares: tratamientos, obligación de trabajar, imposibilidad de acercarse a los domicilios de los familiares de Margaría y tener una conducta proba. Algo que no ocurrió. Cabe recordar, que cuando participó del hecho era menor de edad. 

Por su participación, la fiscal de Cámara solicitó la pena de seis años y ocho meses de prisión.

El relato del fiscal sobre el hecho

“El hecho que investigamos fue cometido el lunes 25 de febrero de este año alrededor de las 19:30. En momentos en que otro joven estaba en su motocicleta estacionado en la intersección de las calles 5 y 78 de la ciudad de Frontera, Sánchez –junto a otro hombre aún no individualizado–, lo interceptó y le reclamó que le entregue el celular y la moto”, relató Loyola.

“Luego, Sánchez le apoyó a la víctima un arma de fuego de utilería en su cabeza, e inmediatamente comenzaron a forcejear, circunstancia en la que el otro hombre no individualizado sustrajo la motocicleta y se retiró del lugar”, explicó.

“Seguidamente, Sánchez salió corriendo y la víctima comenzó a perseguirlo hasta que logró alcanzarlo en la intersección de Las Malvinas y Pasaje Salerni de la ciudad de San Francisco, en la provincia de Córdoba”, precisó el funcionario del MPA.

“En ese momento, ambos se trenzaron en lucha hasta que intervino un oficial del Comando de Acción Preventiva de la Policía de San Francisco”, expresó Loyola, y agregó que “producto de dicho enfrentamiento, la víctima sufrió una fractura en su mano derecha”, se informó oficialmente desde el Ministerio Público de la Acusación.