Gendarmería Nacional incautó en un camión que trasladaba limones 200 kilos de hojas de coca que estaban escondidos entre la mercadería. 

El procedimiento tuvo lugar en la ruta nacional 34, kilómetro 224 cuando realizaban un control físico y documentológico del camión proveniente de la ciudad de Orán (Salta) y con destino final la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Al realizar la inspección de la carga, los gendarmes detectaron un fuerte olor característico a hoja de coca en su estado natural, constatando en un tipo doble fondo acondicionado entre pallets de limón, ocultos en 10 bolsas de nylon, un total de 800 paquetes del vegetal, lo cual arrojó un peso total de 200 kilogramos.

Con intervención del Juzgado Federal y la Fiscalía Federal de Rafaela, se procedió al secuestro del camión con la mercadería que trasportaba, 382.000 pesos argentinos, un teléfono celular y la detención en carácter de incomunicado del involucrado.