Alejandro Lovera (36 años), el policía santafesino detenido, fue imputado por “homicidio simple” y continuará detenido mientras se desarrolla la investigación, informaron fuentes judiciales.

La decisión de la fiscalía a cargo de Bernardo Alberione fue tomada en la tarde de este viernes luego de una serie de pesquisas y de conocer los resultados de la autopsia al cuerpo de la joven de 20 años, que falleció en la madrugada de ayer en un domicilio de barrio La Milka tras recibir un disparo de arma de fuego en un episodio que investiga la Policía.

También la Justicia investiga si habría denuncias previas por violencia doméstica en el juzgado de Rafaela. La joven mujer tenía un hijo de dos años.

El caso

Según informó la Policía, el hecho ocurrió alrededor de las 4 de ayer viernes, en un domicilio de calle Pasteur al 1600 y las primeras informaciones referían que la víctima se habría disparado en el marco de una discusión con su pareja, un policía santafesino, utilizando el arma reglamentaria de este, una pistola 9 mm.

Con el correr de las horas y tras distintas diligencias investigativas la causa derivó hacia el “homicidio”.